MORELIA, Mich., 12 de noviembre de 2018.- El linchamiento de cuatro personas en la comunidad de Crescencio Morales, en Zitácuaro, es una expresión clara de la debilidad y la falla del Estado mexicano, que no puede ser permitida, expresó el Gobernador del Estado, Silvano Aureoles.

“No podemos permitir que en un Estado de derecho, democrático, se den esos actos de barbarie”, añadió al mandatario, al momento de asegurar que no habrá impunidad en el múltiple homicidio de cuatro presuntos delincuentes a manos de pobladores de Crescencio Morales.

Entrevistado al término del evento de la entrega de tabletas electrónicas a alumnos y maestros de diversas escuelas, Silvano Aureoles adelantó que ya ordenó una investigación a fondo sobre la omisión de funcionarios públicos que pudieron evitar la tragedia y no lo hicieron.

“Habrá cero impunidad, venga de donde venga. No importa que los pobladores también hayan acudido a su práctica de usos y costumbres. Eso no justifica la acción”, aclaró.

El perredista advirtió al fiscal regional y al director de seguridad pública municipal de Zitácuaro que si no actuaron de manera correcta, tendrán que responder ante las instancias judiciales por omisos.

Desde el sábado, añadió, tenían conocimiento del problema y se dedicaron a ser omisos.

“Ya ordené que se de una amplia investigación para dar con los responsables materiales y los funcionarios omisos, que solo se dedicaron a ver los hechos”,