MORELIA, Mich., 14 de junio de 2019.-    La imposición de aranceles a productos mexicanos comercializados en Estados Unidos afectaría su competitividad y crearía incertidumbre, además de ser una incongruencia entre países que integran un tratado de libre comercio, aseveró Jesús Melgoza Velázquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).

Si bien México logró evitar que Estados Unidos aplicara aranceles progresivos, partiendo de un cinco por ciento, a las exhortaciones nacionales, el gobierno del vecino país del norte ha especificado que esta determinación está sujeta a la contención de la migración ilegal desde la frontera con Centroamérica.

Explicó que “siempre estará la incertidumbre sobre la imposición de aranceles, debido a que a Donald Trump le ha dado resultados en política el manejo del tema”.

Asimismo, señaló que de concretarse esta medida se tendría un impacto adverso en la competitividad de los productos mexicanos, con diferentes grados de afectación, en función del sector.

“Si nos aplican aranceles, el aguacate mexicano no los resentirá de inmediato, porque tiene ventajas que no ofrece otro competidor; no es que nos puedan reemplazar con el aguacate de Perú o Chile en este momento. Un caso distinto es el sector automotriz, por los insumos y las autopartes que se generan en el país por empresas que en una gran parte proceden de Estados Unidos”, expresó.

Lamentó que entre países que participan de un tratado de libre comercio y que tienen vínculos económicos estrechos se hable de aranceles, ya que “eso es una incongruencia, que abona a la incertidumbre”.

Sin embargo, el mercado estadunidense no se vería ajeno a los efectos adversos de estas acciones, ya que los aranceles se traducirían en encarecimiento de los productos mexicanos que pagarían los consumidores estadounidenses.

“Al final, es un balazo en el pie”, refirió el titular de la Sedeco.

Jesús Melgoza mencionó que en este contexto, Michoacán tiene ventajas que le permitirían sobrellevar un escenario conflictivo, entre las que destacó la diversidad de sus actividades económicas.

No obstante, requiere de diversificar los mercados de destino de sus artículos, así como fortalecer sus productos para incrementar sus ventajas competitivas frente a otros eventuales competidores.

“Ha sido un arranque de año no fácil, la palabra ha sido incertidumbre, lo que es normal que suceda con el cambio de la administración federal, porque ha cierto recelo en los sectores sobre cómo se conducirán las nuevas autoridades, pero estos primeros meses de 2019 se han complicado por el contexto internacional, sobre todo, por la situación con Estados Unidos”, reiteró.