MORELIA, Mich., 2 de agosto de 2020.- Calles y avenidas de la colonia Satélite, 3 de Agosto y el propio Periférico, son algunos de los puntos conflictivos de tránsito para el transporte público, derivado del innumerable número de baches, así como su tamaño.

Juan Manuel, chofer de un colectivo Naranja que tiene su ruta hacia el Metrópolis 1 y 2, expresó que en la presente temporada es aún más complicado conducir su combi sin afectar al vehículo, porque “no se pueden ver los baches con las lluvias”, a menos que, como ellos, ya se tengan plenamente identificados. Pero tampoco es una garantía.

El ruletero hizo un llamado a la autoridad a que “se pongan a trabajar, porque bachean cuando va a llover, pero cuando llueve todo se lo lleva el agua”, es decir, se deben elegir mejores materiales para que esta problemática se resuelva de manera definitiva.

Gil, conductor de un colectivo de la ruta Crema, también padece en esta temporada, porque asegura que “con los baches se descomponen más rápido las suspensiones”, particularmente en la avenida Santos Degollado, la más afectada en su ruta.

Para los choferes de la ruta Gris, una de las mejores valuadas, las condiciones no son diversas a la Naranja y Crema, porque, a decir de Fernando Orozco Miranda, líder transportista, se han vuelto intransitables las laterales del anillo Periférico, desde las canchas de Policía y Tránsito hasta la salida a Salamanca.

“En la ruta Gris 3 es donde tenemos el problema, por la colonia que está hacia la academia y todo el Libramiento, en las laterales, por ambos sentidos de Policía y Tránsito en dirección a la salida a Salamanca, así como calles de la colonia Ventura Puente”, expresó Orozco Miranda.

Pero no solo los ruleteros padecen los baches, los usuarios también. Maritza, usuario de la ruta Naranja Santa Fé y Satélite, subrayó que en su experiencia los choferes “no se van despacio, se van recio, y cada bache es una brincadera”, provocando con ello dolores físicos y malestar por el servicio.