MORELIA, Mich., 18 de abril de 2019.- La misa terminó pasadas las 7 de la noche en la iglesia de Santa Rita de Casia, ubicada en la colonia Insurgentes, al oriente de la capital michoacana. De entre las personas que salían de la iglesia estaban los actores que participarían en la pasión y muerte de Jesucristo, la cual se realiza desde hace 41 años.

Participan este Jueves Santo alrededor de 50 personas en la representación, donde destaca la última cena y la oración en el Huerto de los Olivos.

Fotografías, risas, nervios, pánico escénico, últimos ensayos, repaso de los diálogos, enchiladas, gorditas, aguas y pambazos, antecedieron a la puesta en escena que por lo pronto esperaba con un escenario, una bocina y todo lo necesario para la representación.

Tras varios minutos en que la gente aprovechó para echarse un tentempié en algunos puestos que se pusieron alrededor de la calle, y los actores se preparaban con las vestimentas propias de la época, con los maquillajes, se anunció el inicio de la representación.

Delia Montes la señora que organiza todo señala Quadratín que están esperando que baje la luz del sol porque les da en la cara y en vez de la última cena va a ser la última merienda dice riendo. 10 alas 8 de la noche empezaron con el Consejo del Sanedrín.

Después vino la Última Cena con el lavatorio de los pies, donde participaron 14 actores no profesionales, pero bien preparados, que lo hicieron a la altura de la circunstancia, ante el público de la colonia.

La escena de la oración en el Huerto de los Olivos, fue realizada en una calle contigua a la iglesia, y fue decorada con árboles que simularon el huerto.

Las actividades de la representación este jueves, terminaron pasadas las 9 de la noche, para ser retomadas este viernes desde las 10, y concluir así esta representación que en total reunió a más de 100 personas en la organización.