MORELIA, Mich., 20 de septiembre de 2019.- Un total de 91 colonias en la zona Sur de Morelia enfrenta el corte de la electricidad que alimenta los pozos abastecedores de agua potable, por lo que se encuentran en riesgo de ver suspendida la prestación del servicio, advirtió Humberto Arróniz Reyes, secretario del Ayuntamiento.

Detalló que por la falta de pago de la energía eléctrica consumida por los pozos abastecedores de agua potable pertenecientes a la Junta Local de Agua Potable de las Colonias Unidas del Sur de Santa María, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) llevó a cabo el corte del suministro.

Si bien los usuarios no han resentido esta situación, ya que en temporada de lluvias la red hídrica opera con el agua que baja del área de San Miguel del Monte, es inminente la posibilidad de que el líquido disponible no sea suficiente para atender la demanda, además que en época de estiaje se precisa del equipo de bombeo de los pozos abastecedores.

Arróniz Reyes refirió que son diversos los factores que han contribuido a este deterioro, como la corrupción al interior del subsistema, la falta de ingresos formales, la discrecionalidad en el gasto, la entrega de privilegios y el rezago en el pago por parte de los usuarios.

Expresó que se han captado señalamientos de venta de permisos para acceder a agua potable a través de la red hídrica en Santa María a fraccionamientos sitos en Jesús del Monte y las inmediaciones de Atécuaro, que han representado sumas “millonarias”; sin embargo, el subsistema no tiene ingresos registrados y cuenta con una cuenta bancaria “magra”.

A ello se añade que “los consejales se han dado privilegios que no les corresponden, como el no pago del agua potable y otras canonjías”, además que hasta el 40 por ciento de los usuarios mantiene adeudo por la prestación del servicio.

Recordó que el subsistema enfrenta adeudos por cuotas a los institutos Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), y no cuenta con equipo o unidades vehiculares paga atender a la población.

“Es un subsistema que está en quiebra total por la corrupción, todos hablan y denuncian actos de corrupción, que vamos a investigar si los cometieron los consejales solos o en contubernio con autoridades municipales; tenemos que regularizar la situación de los trabajadores y eficientizar el servicio, así como la recaudación”, expresó el secretario del Ayuntamiento.

Manifestó que la infraestructura hídrica en la zona sur de Morelia se creó originalmente paga ocho colonias y la comunidad El Durazno, por lo que con 91 asentamientos adscritos ha tenido un crecimiento del mil 037.5 por ciento que no se traduce en ingresos y mejoras físicas.

Subsistema hídrico en Santa María, al OOAPAS

Tras reconocer que esta situación es atribuible a la administración del subsistema y al Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS), por “descuido”, Humberto Arróniz indicó que es imperativo que se intervenga la Junta Local de Agua Potable en Santa María, para intentar su saneamiento.

“Es el tema más inquietante que tenemos ahora en el ayuntamiento, además de la situación general del OOAPAS”, expuso.

De acuerdo con Arróniz Reyes, la ley faculta al OOAPAS a atraer el subsistema, porque “el problema es más que el nombramiento de un responsable, tenemos que meterle mano muy pronto para ver que se hagan los pagos de la energía eléctrica para los pozos y se solventen los rezagos ante el IMSS e Infonavit, tenemos que tratar el asunto de fondo”.

Aseguró que la paramunicipal ya trabaja en la preparación de un esquema para recibir a la Junta Local de Santa María, si bien declinó especificar la fecha estimada en la que se llevaría a cabo la integración del subsistema al organismo.

“Nunca se ha hecho nada, por no perder popularidad, pero nosotros vamos a atender los problemas, aunque nos griten y sombrereen, vamos a enfrentar los intereses espurios que a veces están en la población y que no siempre se tocan porque la autoridad tiene miedo a que le griten y se le manifiesten”, afirmó.

En las semanas previas, residentes de colonias en la zona sur de Morelia se movilizaron en las inmediaciones del Palacio Municipal para exigir al ayuntamiento el cesó de su intervención de su subsistema de agua potable, el respeto a los mecanismos de designación de titulares del mismo y la liberación de la cuenta bancaria de la Junta Local para efectuar pagos y convenios de pagos con acreedores y evitar embargo o corte de suministros.