MORELIA, Mich., 13 de diciembre de 2017.- Infructuosa reunión tuvieron los dirigentes sindicales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo con diputados, ante quienes dijeron estar dispuestos a la reforma integral que requiere la Ley Orgánica de la Casa de Hidalgo, pero a la hora de ponerle fecha y hora para iniciar la negociación, simplemente externaron que los tienen que consultar con sus bases.

El dirigente del Sindicato de Profesores de la Universidad Michoacana (Spum), Gaudencio Anaya reclamó que las gestiones realizadas por las autoridades no han dado resultados por lo que exigió fortalecer a la institución con mayores recursos económicos para que pueda resolver los problemas derivados de los recortes a su presupuesto.

Señaló que dentro del marco de la autonomía de la Universidad les corresponde resolver sus problemas, en concordancia con los poderes Ejecutivo y Legislativo, porque ya tienen 40 días sin recibir su salario y no saben si les van a pagar su aguinaldo y las prestaciones suscritas en el Contrato Colectivo de Trabajo.

Eduardo Tena, secretario general del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (Sueum) dijo que están preocupados por los adeudos que tiene el Congreso del Estado con la máxima casa de estudios en el estado ya que no basta con la nombren centenaria, que lo es, y no solo la dejen sola sino que le recorten su presupuesto como lo hicieron en el presupuesto de este año.

Acusó a las autoridades universitarias de haber iniciado una campaña para recabar firmas que legitimen la intervención del Congreso para hacer la reforma en materia de pensiones y jubilaciones, pero se está haciendo entre el personal de confianza y los interinos a quienes se les amenaza y engaña para que firmen.

“Es triste y miserable que por hambre se pretenda lograr algo”, señaló en una reunión en la estuvieron el presidente de la Mesa Directiva del Congreso del Estado, Miguel Ángel Villegas Soto, los presidentes de las comisiones de Programación, Presupuesto y cuenta Pública, Raúl Prieto Gómez y la de Hacienda y Deuda Pública, Héctor Gómez Trujillo, así como los diputados Manuel López Meléndez y Sergio Ochoa Vázquez, quien se retiró a la mitad de la reunión.

Cada uno de ellos habló y coincidieron en que es urgente que se les paguen sus salarios, pero también que se analice a detalle el presupuesto que se asignará a la Universidad para 2018 para evitar que se repita lo que ocurrido en los últimos años por la falta de solvencia económica e iniciar el análisis conjunto para la reforma a la Ley Orgánica conjuntamente con el las autoridades universitarias y el Poder Ejecutivo.

Pidieron que no fuera una mesa política sino una mesa técnica para avanzar y cuando llegó el momento de fijar fecha y hora, los dirigentes sindicales recularon con el argumento de que ellos están sujetos a sus bases y no estaban facultados para instalar ninguna mesa, por lo que no hubo acuerdo alguno, a excepción de las coincidencias en que es necesario que les paguen sus salarios.