MORELIA, Mich., 9 de agosto de 2018.- La informalidad laboral es el principal reto que enfrenta Michoacán en materia económica, reconoció el secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián.

En su visita a la capital michoacana con motivo de la Segunda Feria Nacional del Empleo, refirió que más del 50 por ciento de las personas ocupadas carece de los beneficios sociales que implica la formalidad.

“Pueden ser trabajadores en el campo, trabajadoras domésticas, o personas que están desempeñando una tarea por cuenta propia”, dijo el funcionario, al apuntar que la entidad se encuentra 17 puntos arriba de la media nacional.

En su mensaje, el funcionario manifestó que por ello, la prioridad del Gobierno Federal es generar 4 millones de empleos formales, e informó que hasta el mes de junio se habían creado 3.6 millones de puestos de trabajo.

Comparó que durante las dos pasadas administraciones federales, que comprendió el periodo 2000-2012, apenas y se crearon 3.5 millones de plazas laborales.
Destacó también los beneficios que trae para la productividad de las empresas el hecho de que los trabajadores cuenten con empleos mejor remunerados, con servicios de salud, créditos para la vivienda y ahorro para el retiro.

Desempleados, 2 de cada 100 michoacanos

El secretario del Trabajo y Previsión Social, agregó que en Michoacán la tasa de desocupación es del 2 por ciento, es decir que 2 de cada 100 en edad laboral no tienen un empleo.