MORELIA, Mich., 31 de julio de 2020.- “Desde la llegada del presidente, Andrés Manuel López Obrador al poder, el Infonavit ha dejado de ser una instituto inhumano que lucró con el despojo de vivienda a trabajadores que no pudieron pagar su crédito y que se prestaba a la reventa de los espacios”, afirmó el delegado del instituto, Sergio Adem Argueta.

Aseguró que al Infonavit se le ha impreso un rostro más humano, empático con el trabajador, a quien se la ha diseñado una serie de programas para que pueda hacerlo frente al pago de sus créditos.

“Ya no es como antes, que se sacaba a la gente de sus casas porque no podía pagar. La gente no paga porque no quiere; deja de pagar porque la mayoría de las veces perdió su empleo”, explicó.

Durante una entrevista con Quadratín, el delegado federal aseveró que se inició una política de acompañamiento con aquellos trabajadores que se han atrasado en sus pagos para que no pierdan su patrimonio.

Destacó el programa de Responsabilidad Compartida, que convierte el crédito en pesos, congela los montos del crédito y permite la otorgación de descuentos cuando quiere finiquitar su crédito.

Quedó de lado el esquema del salario, que afectaba el bolsillo del trabajador, pues si crecía el salario, se elevaba el crédito, incluso por encima del valor real de la propiedad, agregó.