MORELIA, Mich., 21 de enero de 2020.- Un total de 220 trabajadores que venían desarrollando labores administrativas dentro del extinto Seguro Popular, tienen un incierto futuro laboral toda vez que las reglas de operación del recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), no están listas.

La mañana de este martes un grupo representativo de ex empleados permaneció a las afueras de las instalaciones de la Secretaría de Salud de Michoacán, solicitando continuidad laboral toda vez que sus peticiones no han encontrado eco en los representantes federales en la entidad.

El Gobierno del Estado, realizó el esfuerzo para la recontratación de médicos y enfermeras con recurso propio, ya que son especialistas que se requieren para la atención a la población, pero no así a quienes su función era el afiliar personas al sistema.

Se prevé que el delegado federal en Michoacán, Roberto Pantoja Arzola, atienda a los ex empleados inconformes con su liquidación, la cual se realizó conforme a derecho en los términos que marca la Ley.