MORELIA, Mich., 22 de octubre de 2020.- La encargada de la Consejería del Bienestar del Instituto Tecnológico de Monterrey, región Ciudad de México, Marisela Alvarado, sostuvo que la entrada en vigor del horario invernal implicará una nueva complejidad que se suma al proceso biológico y fisiológico de las personas, muchas de ellas aún en una etapa de confinamiento por la pandemia del coronavirus.

La sicóloga de profesión dijo que el movimiento de horario registra v registra cambios de hábito y trastoca el proceso rutinario de las personas.

Señaló que los principales reportes que se dan cuando se registra el cambio de horario, son la dificultad para dormir, sin dejar de lado el proceso alimenticio.

En entrevista con Quadratín, Marisela Alvarado sostuvo como sicóloga, la recomendación para todos aquellos que presentan problemas por el nuevo horario, busquen la manera de sobrellevar el cambio.

Entre las actividades, propuso hacer ejercicio físico, algunas terapias de relajación, de tal manera que el cuerpo logró dormir por lo menos seis horas en un sueño profundo y reparador, y para niños y adolescentes hasta 8 horas como mínimo.

La sicóloga dijo que el horario de invierno implica todo un desafío en el la crisis sanitarias, pues también es recomendable que las personas se desconecten de celulares tabletas y computadoras, que lo mantienen en una hiper realidad virtual, pero será difícil, pues es a través de esas herramientas cómo se llevaba cabo la mayoría de las actividades, tanto laborales como escolares.

El horario de invierno no solo será complejo frente al tema de la pandemia, sino también por el duelo que llevan muchas familias que han sido víctimas del Covid 19, incluso para quienes padecen un proceso de depresión por la pérdida de empleo o falta de trabajo.

Entrará en vigor el próximo domingo 25 de octubre en el país para más de 100 millones de personas, salvo las que habitan en Quintana Roo, Sonora y la franja fronteriza con Estados Unidos.