MORELIA, Mich., 30 de octubre de 2020.- Debido a que los infantes han tenido que permanecer más tiempo en casa ante la suspensión de clases presenciales por la contingencia del Covid 19, este espacio se convierte en uno de riesgo alto para ellos.


Lo anterior, debido a que el hogar cuenta con áreas que pueden representar un peligro para los niños, y más si esto se da en un escenario de padres que trabajan y  no pueden vigilar a sus pequeños, refirió la especialista Inés Alveano, representante del Programa de Prevención de Accidentes.


Recuerda que en 2019 se tuvieron en promedio 20 mil reported de acicilmed y esto derivó en que se buscaran mecanismos para evitar que se afectara a la población estudiantil, principalmente.


“El año pasado hubo en todo el estado 20 mil reportes de atención de primer nivel, que quiere decir, en los centros de salud por temas como quemaduras y casos como envenenamientos, atragantamientos y caídas”, indicó.


La especialista aseveró que en estas fechas lo que buscan es que no se registren este tipo de incidentes, pues afecta a sectores vulnerables que pueden presentar secuelas y poner en riesgo su vida.


“Registramos un ligero incremento, y de lo que se trata es de disminuirlos, lo que pasa es que se mezcla con hechos que se presentan, principalmente violencia intrafamiliar en los hogares”, destacó la funcionaria.


Las recomendaciones que emiten las autoridades para evitar este tipo de percances es resguardar los medicamentos en un lugar seguro, etiquetar los productos de limpieza y corrosivos; colocar protectores en enchufes eléctricos si hay menores en casa; cerrar accesos a las azoteas, e impedir que manipulen objetos flamables, reiterando que los niños siempre deben contar con supervisión.