SANTA ANA MAYA, Mich., 12 de julio de 2019.- En un mural de 30 metros de largo por 2.6 metros de alto se resume, a través de seis pasajes, la historia de Santa Ana Maya. Es una obra realizada por el artista Jerónimo Mateo Madrigal y colocada en un salón del ayuntamiento.

Alejandro Mercado, historiador y cronista del municipio de Santa Ana Maya, explicó que la obra pictórica se inauguró en el año 2011, y es autoría del maestro Jerónimo Mateo, “uno de los mejores pintores que ha tenido Michoacán, ganador del Premio de las Artes Eréndira”, externó. Él aceptó hacer el mural, dijo, porque la intención era utilizar este trabajo como un libro de texto que permitiera conocer la historia del municipio.

La primera parte del mural es la época prehispánica, porque Michoacán es una zona arqueológica del norte a sur y de este a oeste, y el municipio de Santa Ana Maya también cuenta con vestigios arqueológicos antiguos, dijo el cronista, tanto que se han encontrado restos de mamut y de otros animales prehistóricos. También evoca la vida de los naturales de la región y su cosmovisión.

La segunda parte del mural evoca a la época virreinal vivida en el municipio, explicó el cronista, una de las escenas principales de esta parte es el adoctrinamiento, porque los españoles llegaron e impusieron el idioma, la religión, las costumbres y otras formas de cultura que se mezclaron con la que estaba aquí. Dijo que algo importantísimo es que en el mural hay una persona que está a un lado de un cura, y tiene un bastón de mando, esto refiere a la tradición prehispánica de que quien mandaba tenía un bastón de mando, ahí se representa en el mural.

Otra parte del mural aborda el siglo 19, donde al autor del mural se le pidió destacar ese momento cuando Santa Ana Maya logró su elevación a municipio, esto ocurrió En 1868. el hecho de ser ya un municipio, dijo el historiador, representaba para Santa Ana Maya el poder tener proyectos propios, porque antes dependía de Cuitzeo.

Los rostros de las personas que salen en esta sección del mural, no son de la imaginación del pintor, explicó el cronista, ya que mientras hizo esta parte pidió que le llevaran fotografías de fiestas de la comunidad, y los rostros que están plasmados son de personas del propio Santa Ana Maya, los cuales fueron tomados de las fotografías.

Esta parte del mural del siglo 19 también abarca el Porfiriato. En Santa Ana Maya, este periodo fue importante como en varias partes del país, porque fue un momento de desarrollo, de progreso, y en Santa Ana Maya se abrió un par de escuelas en la cabecera municipal, y hay varios detalles que tiene que ver con este periodo, señaló el cronista, quien expuso que también pueden observarse los claroscuros de la pobreza junto con la modernidad.

La siguiente etapa que refleja el mural es la Revolución Mexicana, en este sentido, el historiador manifestó que aunque fue un movimiento nacional, es importante los movimientos que se dieron en lo local, porque las historias de ahí marcan los procesos de los grupos sociales más pequeños pero también importantes, y para Santa Ana Maya, dijo, la Revolución Mexicana no impacto como en otras regiones pero hubo un hecho fundamental el 6 de enero de 1918: el bandolero Inés Chávez García atacó a la población.

Otro de los pasajes que tiene este mural de Santa Ana Maya es sobre sus fiestas, ahí hay dos muy importantes: la fiesta patronal en honor a la señora Santa Ana, que se celebra el 16 de julio, y las fiestas en honor al Señor de la Divina Clemencia, las cuales se realizan en febrero.

La última parte del mural y con lo que cierra, retrata a personajes del municipio; “no están todos”, aseguró el cronista, quien explicó que esto se debía a que era imposible poner a tantas personas que hacen el bien por el municipio, ahí se decidió, dijo, no de manera arbitraria, reconocer a los personajes más destacados de Santa Ana Maya, la mayoría ya ha fallecido.