MORELIA, Mich., 1 de julio de 2019.- La Secretaría de Salud en Michoacán (SSM) confirmó que en el municipio de Morelia se registraron siete casos del virus Coxsackie, causante de la enfermedad conocida como mano-pie-boca.

Tres infecciones se presentaron en una guardería y cuatro en una escuela primaria. Ambas privadas, pero las autoridades de salud prefirieron reservarse los nombres.

“(Los casos) ya fueron tratados. Acudimos por parte de Vigilancia Epidemiológica Jurisdiccional, se dieron pláticas en la escuela y en la estancia (infantil), se dio información a los familiares y se hizo una pequeña revisión”, dijo Víctor Manuel Ortega, jefe del departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la SSM.

Los casos aparecieron a mediados de abril, tres de ellos en menores de cinco años y cuatro en menores de ocho. De acuerdo con las autoridades de salud, ninguno de ellos estuvo asociado a los que se presentaron en otros estados del país.

“No tenemos un brote de Coxsackie en el estado, tenemos casos muy aislados y perfectamente trabajados”, apuntó Ortega.

Síntomas

La presencia del virus es común en niños menores de cinco años, sin embargo, los menores de más edad y adultos también pueden adquirirlo, pues se transmite a través de pequeñas gotas de saliva.

La enfermedad se manifiesta con un salpullido en forma de puntos rojos en las manos, pies y boca, el cual puede convertirse en ampollas y llegar hasta la zona de las rodillas, codos, genitales y glúteos.

Inicia con fiebre por arriba de los 38 grados, pérdida del apetito y dolor en la garganta. Los síntomas pueden aparecer por etapas y no todas las personas los presentarán de manera conjunta.

“Lo principal es evitar caer en pánico porque es una enfermedad completamente curable. Se da un tratamiento sintomático: analgésico para la temperatura y antipirético para el dolor”, indicó el especialista.

Recomendaciones

Para evitar la transmisión del virus, el lavado adecuado de manos es indispensable, pero en caso de no atenderse adecuadamente podría traer algunas complicaciones, como meningitis, sobre todo en menores que tienen sus defensas muy bajas.

“Invitamos a la población a que si un niño presenta alguno de estos síntomas evite llevarlos a la escuela y acuda directamente a su centro de salud o con su médico familiar donde podrá ser diagnosticado para recibir un tratamiento”, indicó Ortega.

A raíz de esta situación, la Secretaría de Salud en Michoacán recomendó a las instituciones donde se presentaron los casos reforzar el lavado de manos, colocar un filtro en las entradas, y ante los primeros síntomas remitir a los menores a la atención médica.