MORELIA, Mich., 13 de julio de 2019.- Serán ocho carruseles los que realicen los diputados de la 74 Legislatura para la designación de los titulares de los órganos de control interno de organismos autónomos como parte de los ajustes que se requieren para que opere el Sistema Estatal Anticorrupción.

Después medio año de intentar, una y otra vez votar el dictamen para nombrar al contralor del Instituto Electoral de Michoacán (IEM) y retirarse de la orden del día por la reticencia de la mayoría de los legisladores a elegir entre el menos peor, debido a los bajos perfiles que envió el IEM, nuevamente el asunto está enlistado para elegir entre Fernando Montañez Silva, Ramsés Martínez Camacho y Yemaina Marroquín Ayala.

Durante cinco meses también se guardó la quinteta de aspirantes mejor calificados, entre los que concursaron para el cargo en el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Michoacán (TJAM), institución que remitió desde el pasado mes de enero los nombres de José Miguel Ramírez Viveros, Erandi Rubí Murillo Gómez, Alberto Cañas García, Mario Pineda Bañuelos y Víctor Manuel Lara Vidales, entre quienes los diputados designarán al contralor, aunque en este caso tienen para escoger entre buenos perfiles.

La terna de los aspirantes a contralor de la Fiscalía General, llegó al Congreso del Estado hace apenas un mes y también se someterá a consideración del pleno de la 74 Legislatura la cual está integrada por Mario Amilcar García Soto, María Isabel Torres Murillo y Nora Maldonado Castillo

Hace unos días la Comisión Estatal de Derechos Humanos remitió la quinteta de los mejores perfiles para elegir al titular del órgano interno de control misma que está integrada por Sandra Edith Ruíz Franco, Héctor Torres Hernández, Isaac Lisandro Martínez García, Eric Velázquez Garfias y María Esther Ruíz López.

Además, se designará a los cuatro consejeros de ese organismo autónomo y para cada consejería hay una cuarteta propuesta, con sus respectivos suplentes.

Todos esos nombramientos se hacen mediante votación cedular que requiere que los diputados formen un carrusel para poder depositar su voto en una pecera transparente que se coloca frente a la segunda secretaría de la Mesa Directiva, la cual es responsable de cantar y contar los votos.