MORELIA, Mich., 27 de junio de 2018.- Pérdidas promedio por un millón 100 mil pesos diarios ha experimentado el Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Morelia (OOAPAS) por causa de la huelga que desde el pasado 18 de junio mantiene el Sindicato de Trabajadores del OOAPAS (Stooapas), aseveró Roberto Valenzuela Cepeda, director de la paramunicipal.

Roberto Valenzuela mencionó que estas pérdidas se generan por la caída hasta en un 50 por ciento de la recaudación por pago del servicio de agua potable, así como por el surgimiento de gastos adicionales asociados a la movilización de los trabajadores sindicalizados, como el pago de personal eventual y viáticos a empleados de confianza y emergentes.

Respecto de la baja en la recaudación, el director del OOAPAS explicó que durante los primeros dos días tras el estallamiento de la huelga se observó una “buena respuesta” de parte de los usuarios, con un alza media del 10 por ciento en comparación con el monto ordinario; sin embargo, a partir del miércoles 20 de junio disminuyó el ingreso esperado, alrededor de 2 millones de pesos por día, en un 50 por ciento, a aproximadamente un millón de pesos diarios.

A esto se suma el pago de 65 trabajadores eventuales, empresas constructoras que se encargan de reparación de fugas y pago de alimentos y viáticos para los trabajadores que se han mantenido en funciones desde el estallamiento de la huelga.

Aunque precisó que “en algunos días los daños patrimoniales que sufre el OOAPAS por la movilización alcanzan los 2 millones de pesos y en otros no supera un millón de pesos”, un estimado de 11 millones de pesos ha costado al momento la huelga del Stooapas a la paramunicipal.

Valenzuela Cepeda mencionó que si bien no se prevé en el corto y mediano plazos una quiebra financiera del organismo, “sí vamos a enfrentar problemas financieros muy serios”.

Pese a que la segunda quincena de junio no será pagada a los 720 trabajadores sindicalizados actualmente en huelga, este concepto representa 4 millones de pesos, el 36.36 por ciento de la proyección de pérdidas a 10 días de iniciada la movilización.

Cabe recordar que en enero de 2018 el director del OOAPAS expresó que en el curso del segundo semestre de este año el organismo podría encontrarse en quiebra, ante la permanencia de un déficit operativo cercano a los 120 millones de pesos y el costo del contrato colectivo de trabajo del Stooapas, calculado en 480 millones de pesos por año, con inclusión de salarios y prestaciones.

El déficit operativo no considera la insuficiencia de recursos económicos destinados a reposición, mantenimiento y creación de infraestructura y equipamiento, por lo que el OOAPAS reportó, en el primer mes de 2018 la pérdida por obsolescencia de seis de sus 13 pipas, además de fugas que alcanzan hasta el 40 por ciento del agua obtenida en la ciudad por el vencimiento de la vida útil de las líneas de distribución del líquido, que en algunos casos excede los 40 años de servicio.