MORELIA, Mich., 17 de enero de 2019.- El desabasto de gasolina ha ocasionado pérdidas económicas por 60 millones de pesos para los restauranteros de Michoacán, durante el periodo que va del cinco al 12 de enero.

Alejandro Hernández Torres, presidente estatal de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), dijo que las ventas han disminuido entre un 20 y 40 por ciento, la afluencia de comensales un 70 por ciento, y que cuatro negocios han cerrado de manera temporal.

“Estos números irán creciendo porque todavía el abasto no está totalmente regularizado”, alertó el representante de los restauranteros.

Explicó que las afectaciones económicas se deben al retraso de las proveedurías y de los trabajadores, por lo que incluso, cuatro establecimientos afiliados al organismo empresarial han cerrado sus puertas de manera temporal.

Hernández Torres manifestó que la llamada cuesta de enero también ha impactado en esta caída, aunque señaló que la escasez de combustible es el principal motivo, lo que podría complicarse por el cobro del nuevo Impuesto Sobre la Nómina.

“Hemos tenido que optimizar nuestros transportes, la gasolina y las reuniones. Eso es lo que nos está afectado al sector restaurantero, que la gente no está saliendo a comer, que no estamos haciendo consumo”, agregó.

Sin embargo, el presidente de la Canirac admitió que derivado del desabasto de gasolina en la capital michoacana, no han percibido el encarecimiento o desbasto de insumos o alimentos.