MORELIA, Mich., 19 de julio de 2016.-El gobierno del Estado ha sido respetuoso y prudente frente a las manifestaciones hechas por normalistas y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, pero ello no impedirá que se cumpla con la obligación de garantizar el Estado de derecho, la aplicación de la ley y garantizar la seguridad de los michoacanos.

Así lo expresó el Secretaio de Gobierno, Adrián López Solís, luego de los enfrentamientos registrados esta mañana en la región de la meseta tarasca entre manifestantes y encargados del orden que concluyó con la quema de tres automotores y varios lesionados, entre ellos dos estudiantes y el subsecretario de Seguridad Pública, Carlos Gómez Arrieta.

“La policía en apego a la obligación que tienen de mantener el orden, hizo acto de presencia para contener esta actividad y disuadir a los jóvenes para que desistieran de este propósito”, asentó el encabezó de la política interna.

“No obstante por protocolo que siempre se agote la invitación al dialogo y a que se retiren de este tipo de medidas, los normalistas agredieron a los policías este martes. Ese es el reporte que tenemos y procedieron a la quema de tres autobuses de los dedicados al transporte de pasajeros, lamentable la situación porque hemos sido en el gobierno del estado bastante prudentes para evitar las medidas de presión que escalen al grado de una afectación mayor, ya de por si estamos hablando de una afectación a los derechos de terceros cuando son privados del uso y disfrute de un bien de su propiedad como son estos vehículos y en algunos casos además de las mercancías que son transportadas para el abastecimiento en la región por parte de las empresas”, concluyó.