MORELIA, Mich., 28 de marzo de 2020.- El Covid 19 dio al traste con los planes de César Ábrego de dominar el inglés y explorar oportunidades laborales en Canadá porque en Morelia no ve posibilidades de desarrollo profesional y ahora está de regreso, en cuarentena, sin dinero y sin empleo.

Él es un joven comunicólogo que desde hace tres años tenía la espinita de irse a estudiar, trabajar y hasta quedarse a vivir por allá, pero no tenía claridad de cómo hacerlo y entre ahorrar para poder hacer ese viaje que le ayudaría a definir su futuro y compromisos laborales que tenía aquí, lo fue posponiendo.

Guardó el dinero de la liquidación que le dieron cuando cerró Canal 6, vendió su Chevy y lo ahorró y el año pasado aprovechó una oferta de Mundo Joven que incluía cuatro semanas en Toronto, clases en una escuela privada, alojamiento con una familia y desayunos y cenas. Le faltaba el pasaje de avión, el seguro médico y efectivo para su comida y gastos personales.

Quadratín

Originalmente iba a partir en julio de 2019, pero le ofrecieron trabajo en el Sol de Morelia y para él un medio impreso era un reto porque solo había trabajado en televisión y decidió posponer ese viaje, mientras ahorraba un poco más.

Emprendió el viaje el pasado 23 de febrero, aunque el tema del coronavirus ya estaba, no era tan intenso y las dos primeras semanas de su estancia todo estuvo muy bien, la temperatura era muy baja, conocía la ciudad y aprendía no solo inglés sino también del coronavirus porque era tema de discusión en clases. La gente solo aplicaba las medidas de prevención como el uso gel antibacterial.

La tercera semana todo cambió, Estados Unidos cerró sus fronteras y el primer ministro de Canadá salió a decir que también se cerraban los ingresos y le entró la incertidumbre. Tenía que decidir si regresaba de inmediato, antes de que también se prohibieran las salidas o quedarse más tiempo del previsto lo que dependía de varios trámites como obtener la visa, porque entró con permiso de viajero.

“De la noche a la mañana, del 14 al 15 de marzo, se radicalizó todo, de la escuela nos mandaron un correo avisando que estaban suspendidas las clases hasta nuevo aviso y se empezaron a cerrar los antros, los bares, los restaurantes, a limitarse todo, en restaurantes solo comida para llevar, ya no había nada, los museos y los atractivos turísticos ya estaban cerrados. 


Quadratín

“Fue cuando dije no tiene caso quedarme aquí y tenía miedo de que se cerraran entradas y salidas, o que aquí en México me cerraran la entrada y fuera más difícil el regreso así que decidí regresar. Ya estaba todo solo y en aislamiento, el seguro médico vencía el 21, la estancia terminaba, ya no tenía muchas opciones y no quise quedarme en esa situación, aunque amigos que viven y trabajan allá me ofrecieron ayuda aunque ya había sido despedidos de sus trabajos”.

César regresó el jueves de la semana pasada en un vuelo de Toronto a Guadalajara con escala en Ciudad de México y ahí se bajó y constató que no había medida alguna de control al ingresar al país, ninguna revisión, no había gel antibacterial o cubrebocas, lo mismo que en la terminal de autobuses de Ciudad de México y en la de Morelia.

El Covid 19 no le permitió completar ese viaje que tanto pospuso y ahora está cumpliendo la cuarentena para evitar riesgos, sin dinero y sin empleo. Hasta que pase la contingencia podrá salir a buscar nuevas opciones que le permitan retomar sus planes.  

Quadratín