MORELIA, Mich., 6 de febrero de 2020.- Los tabúes siguen siendo un factor para que las personas no se revisen médicamente, “hay mujeres que por el pudor no se dejan hacer revisiones de mama o papanicolau, en el caso del hombre a veces con la idea de que son muy hombres no permiten que alguien les haga una revisión o que les hagan un tacto rectal”, expresó Juan Gerardo García, oncólogo quirúrgico del Hospital General de Zona 83.

El médico explicó que a veces se opta más por la situación de un examen de sangre o un examen de imagen antes de permitir una exploración; se sigue haciendo conciencia, dijo, arriba de los 45 años es cuando hay que empezar a hacer estos exámenes.

Algunos síntomas o características de revisión que presenta un hombre, son alteraciones para orinar, tener que pujar para hacerlo, el que cese la orina al momento de estarlo haciendo o que orine con sangre o con lagunas otras características, ya sea aire y hacer popó; “esas situaciones nos están hablando de una enfermedad un poco más acentuada”

Externó que los trastornos digestivos, “trastornos que nos dan problema para la evacuación, también debe de ser un dato que se debe tomar en cuenta para pensar en posibilidades de cáncer”, aseguró el médico.

En el caso de las mujeres, señaló Leticia Vázquez, oncóloga médica de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMA), si tocan nódulos, “bolitas en el seno o en las axilas, esos son factores para para detectar, o que tengan cambios, por ejemplo, como mucho dolor en el seno es otro factor; todo lo que siente el organismo que no es normal, tienen que acudir al médico”.

Hay pacientes, por ejemplo, dijo, que dejan de menstruar y después de eso, años después, vuelven a sangrar; “no debe de pasar eso, ese es un factor como de alerta muy importante para decir: ‘algo malo está pasando en mi organismo’, tienes que acudir al médico porque un sangrado después de la menopausia te está diciendo que puede ser o un cáncer cervicouterino o un cáncer de endometrio”, expresó.