Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Daniel Gómez/Quadratín

Feligreses pagan promesas a la Virgen de Guadalupe

Fátima Alfaro/Quadratín
 
| 12 de diciembre de 2017 | 21:08
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 12 de diciembre de 2017.- Devotos católicos arribaron al Santuario de Guadalupe en Morelia para saludar en su fecha a la Virgen de Guadalupe; entre los infantes y adultos caracterizados como indígenas, las veladoras y las procesiones de peregrinos, destacaron quienes acudieron a pagar una promesa a la morena del Tepeyac.

 

Una tradición familiar, un favor concedido o una nueva vida que llega se cuentan entre los motivos que llevaron a fieles a asistir a la cita con la Virgen de Guadalupe en un acto de fe y devoción.

 

Para algunos, este encuentro permite el acercamiento de los más jóvenes a la de familiar, además de ser una muestra de agradecimiento por los parabienes recibidos a lo largo del año.

 

“Nada especial, sólo queremos agradecer a la Virgen de Guadalupe lo recibido en el año y traerle a los niños”, expuso Juan Jiménez, comerciante.

 

“Queremos agradecer las bendiciones que hemos recibido y pedirle a la Virgen de Guadalupe que nos cuide y nos dé un año bueno”, coincidió Jessica Ramírez, estudiante.

 

Para otros devotos, asistir al Santuario de Guadalupe es la máxima prueba física de su fe, por lo que acuden arrodillados, en muestra de humildad, cada año.

 

“Ya tenemos tres años que venimos a ver a la Virgen”, afirmó Liliana, empleada administrativa.

 

Esta manifestación de la fe se observa especialmente entre quienes se presentan ante la Virgen de Guadalupe para agradecer algún favor extraordinario recibido.

 

“Le agradezco a la Virgen de Guadalupe por quedar en la escuela, prometí una manda y estoy feliz de cumplirla”, aseguró Arantza García, estudiante.

 

“Vengo a traerle a mi hijo, por ayudarme a tenerlo”, manifestó Dulce Aguilar, ama de casa.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales