MORELIA, Mich., 20 de noviembre de 2018.- La administración pública de Morelia no ha definido los lineamientos a implementar para reducir la incidencia de accidentes viales y abatir la cifra de víctimas mortales que estos ocasionan, señaló Maribel Julisa Suárez Bucio, comisionada de Seguridad municipal.

Expresó que la Policía de Morelia y la Secretaría de Efectividad e Innovación Gubernamental, que se proyecta convertir en secretaría de movilidad y espacio público, llevan a cabo un análisis conjunto para determinar las acciones que finalmente integrarán el programa de prevención de accidentes viales.

Suárez Bucio mencionó que no se descarta la inclusión de algunas medidas ya instrumentadas por la anterior gestión municipal, así como difusión y educación vial para la población.

La comisionada de Seguridad municipal afirmó que se pretende llevar a cabo operativos para la verificación de los niveles de alcohol en los conductores, en fecha por establecer, aunque tentativamente a partir de la última semana de noviembre y durante el mes de diciembre.

Reconoció que Morelia enfrenta un alto índice de lesiones y muertes por causa de accidentes de tránsito, los que en el curso de 2018 han derivado en hasta el 70 por ciento de los fallecimientos reportados en la capital michoacana.

Así, siete de cada 10 defunciones acaecidas en lo que va de este año se han producido como resultado de incidentes de tránsito.

Agregó que conducir en estado de embriaguez es la primera causa de accidentes viales en Morelia, y en diciembre la tendencia en el consumo de alcohol se incrementa de forma significativa, debido a la celebración de las festividades navideñas y el período vacacional de invierno.

Le siguen manejar a exceso de velocidad y el uso de teléfono celular en conjunción con el volante como factores que aumentan el riesgo de sufrir un accidente vial.

Maribel Julisa Suárez señaló que entre los puntos donde se detectan más accidentes de tránsito en el municipio se encuentran el anillo periférico y la avenida Camelinas, aunque esta condición se observa en el grueso de las vialidades de alta velocidad.