MORELIA, Mich., 17 de octubre de 2021.- Decenas de activistas animalistas y sus compañeros de cuatro patas marcharon este domingo por el Centro Histórico de Morelia para demandar justicia para Bobby, pequeño pero que muriera resultado de las lesiones que sufrió al ser arrastrado por un automotor en movimiento, en Tangamandapio.

Desde el Jardín Villalongín, el contingente avanzó, poco después de las 17:40 horas, entre ladridos y consignas en pro de los derechos de los seres sintientes.

El paso de los vehículos de la Carrera Panamericana no fue un impedimento para la realización de la marcha, que recorrió la avenida Madero hasta el Palacio Legislativo.

“Los animales no se venden, ni se compran, se adoptan”, “Cárcel para los asesinos”, “Presupuesto para la atención de los animales”, “Maltrato animal, al código penal”, “Bedolla escucha, los animalistas están en la lucha”, entre otras, fueron las consignas lanzadas por los manifestantes.

Recientemente, en Tangamandapio, un sujeto en presunto estado de ebriedad ató a un perro, Bobby, a su vehículo y lo arrastró, lo que causó severas lesiones al ejemplar.

Pese a que recibió atención médica, Bobby no pudo recuperarse de sus heridas y murió.

El presunto responsable pagaría una multa de 500 pesos, lo que, en opinión de animalistas, es una sanción mínima en comparación con la gravedad del hecho que resultó en la muerte de Bobby.

Este domingo el reclamo fue por Bobby, y por los muchos animales que como él han sufrido alguna forma de violencia, omisión de cuidados o crueldad, sin que los culpables sean sancionados adecuadamente por estos actos.