MORELIA, Mich., 18 de diciembre de 2018.- El número de accidentes ocasionados por pirotecnia suele incrementarse hasta en un 10 por ciento durante el periodo vacacional de invierno, advirtieron autoridades de salud.

El doctor Agustín Rodríguez Hernández, coordinador estatal del Programa de atención a la salud de la infancia y la adolescencia de la Secretaría de Salud en Michoacán (SSM), dijo que este sector de la población es más vulnerable en esta temporada por su permanencia en el hogar.

Por ello, especialista realizó una serie de recomendaciones a la población en general para evitar que los menores de edad sufran accidentes o quemaduras en el cuerpo o lesiones en los ojos provocados por la pirotecnia.

1.- No permitir que los menores de edad manejen juegos pirotécnicos

2.- Si los utilizan, que sea con la supervisión de un adulto y fuera del hogar

3.- No quemar la pirotecnia cerca de instalaciones de gas, pastizales, o instalaciones de cartón o madera

4.- No quemar cohetes en el interior del hogar

5.- No encender cohetes en la mano porque puede ocasionar quemaduras, lesiones mayores y la amputación de dedos o la extremidad

6.- No quemar cohetes en botellas de cristal o latas de aluminio, ya que los fragmentos de estos materiales pueden ocasionar lesiones graves

7.- Preferir comprar luces de bengala y evitar comprar pirotecnia explosiva, porque aumenta el riesgo de lesiones, quemaduras y amputaciones

Pero si por alguna razón, una parte o todo el cuerpo se incendia por jugar con pirotecnia, se recomienda:

1.- No correr, ya que el aire ocasiona que la ropa se encienda más rápido

2.- Rodar por el suelo hasta que el fuego se apague o cubrir a la persona con una frazada para apagar el fuego

3.- Si el fuego quemó una parte del cuerpo es aconsejable cubrir la parte afectada con un pañuelo limpio y húmero

4.- Si la quemadura fue en los ojos se deberá aplicar una gasa húmeda y recibir de inmediato atención médica

5.- No aplicar cremas o pomadas caseras y acudir de manera inmediata al centro de salud más cercano

Rodríguez Hernández insistió en la recomendación de evitar comprar pirotecnia demasiado explosiva, ya que además de los riesgos que existen, su ruido altera el estado de ánimo de los animales y mascotas.

“Esto genera que una mascota que tenemos en casa, y que habitualmente es muy tranquila, con el sonido de la pirotecnia puede hacerse agresiva e incluso podemos ser susceptibles a un ataque por parte de ella”, concluyó.