MORELIA, Mich., 18 de julio de 2019.- La universalidad y gratuidad en los servicios de salud públicos quedó establecida en la Ley de Salud del estado para la población que carece de seguridad social y que se estima en 200 mil michoacanos.

El Congreso del estado aprobó la adición de dos fracciones al artículo tercero de dicha ley, una para garantizar la cobertura de los servicios de salud, para que toda persona pueda hacer efectivo su derecho a la protección de salud y otra para que en los centros de salud el servicio sea gratuito, a propuesta de la diputada Yarabi Ávila.

En el dictamen aprobado se reconoce que la Ley de Salud ha sido rebasada por la realidad social ya que el incipiente sistema de salud carece de infraestructura, equipo, condiciones para que el personal médico ofrezca servicios de calidad, acceso a medicamentos.

Actualmente se estima que alrededor de tres millones 392 mil michoacanos están afiliados a algún servicio de salud, lo que representa un 74 por ciento del total, de acuerdo con el Consejo Estatal de Población (Coespo); esto implica que un 26 por ciento, más de 200 mil michoacanos no tienen acceso a estos servicios.

El 60 por ciento de los derechohabientes está inscrito en el Seguro Popular, el 28 por ciento al IMSS, el 7.8 por ciento al ISSSTE, el 1.53 por ciento a una institución privada, y el resto a Pemex, Sedena u otro centro.

Son los ciudadanos que no tienen acceso a la salud los que además enfrentan condiciones de pobreza, marginación y discriminación, por lo que las adiciones a la ley son parte de las acciones para garantizar el acceso a los servicios de salud a las todas personas que habitan esta entidad.

“La reforma al artículo tercero de la Ley de Salud, para establecer el principio de universalidad y gratuidad en los servicios, que sin duda deben ir de la mano con mayores recursos, que existen pero que obligan hacer mejoras en las actividades seguimiento, evaluación y rendición de cuentas”, expuso la legisladora proponente de la reforma.