MORELIA, Mich., 15 de mayo de 2019.- El gobernador Silvano Aureoles indicó que percibe en los funcionarios federales cierta angustia respecto al tema de la federalización de la nómina educativa de la entidad.


Al referirse a este tema expresó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho en al menos tres ocasiones que su administración se haría cargo de los pagos del magisterio estatal.

 
Destacó que en este tenor se encuentran, ya que el mandatario federal lo dijo en varias ocasiones, en Zacapu, en Uruapan y en Morelia, y apuestan a que ya no se retrase más este proceso que desde meses se ha buscado.


“Sería muy pretencioso pensar que eso se cumpla porque veo angustiados a los funcionarios centrales del gobierno federal del compromiso porque son 12 mil millones de pesos los que pone el estado en educación Básica, Media Superior y Superior.


“Si eso pasara todo cambiaría para nuestro estado, imagínense 12 mil millones de pesos para nuestro estado que se pueden invertir en carreteras, agua potable, programas de vivienda, programas de salud, y más, que hoy se tiene que usar para pagar nómina”.


El gobernador destacó que ante las insistentes declaraciones del Ejecutivo federal, confía en que es ocurra y se cumpla la proyección al respecto y que el gobierno local no pague nada de educación básica, sino que lo haga la Federación.


Reiteró que van casi tres décadas en el desorden en el tema educativo que era urgente para resarcir los estragos en las finanzas de la entidad a causa de los altos pagos que se hacen al magisterio y que sigue sin concluir los adeudos.


“Van casi tres décadas arrastrando el problema de desorden y de dificultades en el funcionamiento de los servicios educativos del estado y este desorden empieza cuando firmamos un convenio en 1992 que en los años posteriores no se cumplió”.


Aureoles refirió que en 2007 el panorama se complicó debido a los porcentajes que implicaba la aportación del estado y la Federación, que poco a poco se empezó a inclinar más a las finanzas del estado, provocando su merma actual.