MORELIA, Mich., 19 de septiembre de 2018.- Gran porcentaje de planteles en Michoacán siguen sin contar con protocolos para actuar en caso de emergencia, como el caso de un sismo, u otros que impliquen evacuar a los alumnos de los recintos.

Pedro Carlos Mandujano, coordinador de Protección Civil de la entidad, aseveró que existen en la entidad escuelas que no cumplen si quiera con tener brigadas internas que puedan atender a la comunidad educativa

“El tema de las escuelas tienen un programa que se llama Prevención de Accidentes en las Escuelas y no es suficiente, lo ideal sería que todas las escuelas contaran con su programa de Protección Civil; el programa interno, además de analizar la construcción, te obliga a tener las brigadas internas”.

Mandujano señaló que esto debe ser prioritario para que los alumnos cuenten con referencia sobre por dónde salir, dónde reunirse en caso de contingencia, cómo salir, ubicar salidas de emergencia, usar extintores en caso de ser necesario, y la señalización.

Indicó que esto es recomendable hacerlo desde el preescolar para que a su corta edad los niños adquieran estos conocimientos y se motive que cuando lleguen a su nivel licenciatura tengan habilidades, por lo que urge incentivar y promover estos esquemas prioritarios.

“Es importante hacer simulacros porque la práctica es lo que te va haciendo maestro, si practican los niños con ejercicios, como nosotros que en verano les enseñamos que si se prenden su ropita lo ideal es tirarse al suelo y rodar para apagar el fuego, o que te hagas bolita y te metas debajo de un mesabanco en caso de riesgo de caída de plafones, aprenden jugando”.

Lamentó que a pesar de los esfuerzos y llamados de las autoridades e instancias como las que él representa no tengan eco suficiente en la población, pues estas labores pueden salvar la vida en momento dado de una tragedia como los sismos.

“Por desgracia este tema de rezago es alto, yo te diría que de las 150 mil unidades económicas que tiene registradas activas Inegi, nosotros tenemos revisados como mil 500 lugares que deben tener programas, cuando debieran de ser las 150 mil, entonces andamos muy lejos de la meta”.