MORELIA, Mich., 22 de noviembre de 2018.- El gobierno federal del presidente Enrique Peña Nieto entregará a la siguiente administración de Andrés Manuel López Obrador un Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) con un superávit de 21 mil millones de pesos.

Así lo reportó Juan Carlos Velasco Pérez, secretario general del IMSS, al participar en el informe anual de actividades de María Soto Romero, delegada estatal del Seguro Social en Michoacán, y a ocho días de que concluya la gestión del mexiquense.

“Vale la pena recordar en qué condiciones se recibió el IMSS en el 2012: en una quiebra técnica. Tenía dos años más (de vida). Se tenía que salvar a la institución que en ese entonces otorgaba el servicio a 64 millones de mexicanos en el régimen ordinario”, expuso.

Y es que apuntó que se consumían 23 millones de pesos que no eran del IMSS, sino de los trabajadores, pero que ahora, después de seis años se entregarán buenas cuentas con un Instituto que goza de cabal salud y con un superávit que suma 21 mil millones de pesos en los últimos tres años.

“La disciplina financiera y una mayor recaudación son el secreto para que el Seguro Social siga creciendo. No gastar más de lo que recibimos le puede dar vida hasta el 2030, eso lo decíamos”, indicó.

En este sentido, destacó que la nueva etapa del Seguro Social tiene que ser mejor tanto para el Instituto que atiende actualmente a 80 millones de mexicanos, como para el país, ante la demanda que existe en las materias de salud, infraestructura hospitalaria y de guarderías.

“Se necesita que en la noche tengamos el servicio de guardería como una estancia para que los niños duerman mientras las mamás trabajan. Esto se da principalmente en las zonas en donde existen maquiladoras, pero en Michoacán ojalá que los empresarios tomen esta idea”, aconsejó.

Finalmente deseó lo mejor a la nueva administración de López Obrador que entrará en funciones a partir del próximo primero de diciembre y pidió congratularse porque la entidad albergará a las oficinas centrales del IMSS, bajo la dirección general de Germán Martínez, quien también es michoacano.