MORELIA, Mich., 30 de junio de 2018.- Derivado del programa de verificación y vigilancia, Vacaciones de Verano 2018, la delegación en Michoacán de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), ha suspendido siete estacionamientos y uno de los productos de una tienda de autoservicio.

El titular de la dependencia federal, Edgardo Castro Maruri, informó que el operativo inició el pasado 22 junio y concluirá el próximo 19 agosto, y que durante este tiempo, verificadores de la Profeco visitarán diversos establecimientos comerciales para garantizar que se respeten los derechos de los consumidores.

Entre los giros comerciales que estarán sujetos a revisión se encuentran restaurantes, centros de diversiones, bares, hoteles, balnearios, cines, terminales de autobuses, agencias de viajes, estacionamientos y aeropuertos, así como tiendas departamentales, de autoservicio y de ropa, entre otros.

Detalló que hasta la fecha se han realizado 31 visitas de verificación, y que la suspensión de los estacionamientos ocurrió debido a que no contaban con los instrumentos correctos de medición como lo ordena la Norma 048, pues medían el tiempo con relojes de pulsera o pared. También porque los instrumentos no estaban calibrados.

En el caso de la tienda de autoservicio, la suspensión fue porque no respetó una oferta donde anunciaba un descuento.

Castro Maruri recordó que las sanciones a las que pueden hacerse acreedores los establecimientos que incurran en alguna falta, pueden ir desde los 3 mil hasta los 36 mil pesos, además de que los consumidores pueden presentar sus quejas en la delegación estatal o marcando al número 01 800 468 8722.