MORELIA, Mich., 12 de febrero de 2019.- Será hasta marzo de este año cuando sea posible disponer de elementos estadísticos para determinar el daño que sufrió la economía de Morelia por causa de la crisis de desabasto de gasolinas, que alcanzara su punto álgido en enero pasado.

De acuerdo con Josefina Cendejas Guízar, secretaria de Fomento Económico, al momento sólo se cuenta con los reportes elaborados por organizaciones y cámaras empresariales y de prestadores de servicios para estimar el alcance de las afectaciones que experimentaron los sectores productivos por falta de combustibles.

Estos informes refieren que las pérdidas ascienden a mil 384.29 millones de pesos, concentradas en el comercio al por mayor, que registró afectaciones por 710.04 millones de pesos; comercio al por menor, 382.25 millones de pesos, y hoteles y expendios de alimentos preparados y bebidas, 292 millones de pesos.

El detalle proporcionado por las cámaras y organizaciones empresariales, consignado en el informe que la Secretaría de Fomento Económico presentó ante la comuna moreliana, especifica que las empresas especializadas en alojamiento temporal tuvieron una baja por el 38 por ciento en su ocupación, respecto de enero de 2017; disminución por el 40 por ciento en la producción de industrias locales, equivalente a pérdidas por 600 millones de pesos diarios; reducción en las ventas de negocios de giros varios por entre el 50 por ciento y el 80 por ciento durante la primera semana de este año, lo que representa 150 millones de pesos; afectaciones en los ingresos de establecimientos mercantiles en el Centro Histórico por un 20 por ciento o un millón de pesos diarios, y suspensión en las labores de hasta el 60 por ciento de las unidades vehiculares destinados del servicio del transporte público.

Cendejas Guízar, luego del análisis de las cifras emitidas por la iniciativa privada y a la espera de los indicadores económicos oficiales, consideró que “nuestra estimación de pérdidas es alrededor de cinco veces menor a la referida por los empresarios, pero hasta no terminar el primer trimestre de este año no lo sabremos con precisión”.

Expresó que la solicitud del alcalde de Morelia, Raúl Morón, de elaborar un parte del impacto que la insuficiencia de gasolinas que viviera el municipio en enero anterior “me pareció muy prematura”, además de que los datos pudieron ser sesgados por las compras de pánico que realizaron ciudadanos.

La funcionaria mencionó que el desempeño económico de Morelia a lo largo de 2019 no se verá definido por los eventos registrados en las primeras semanas del año, las que además se caracterizan por bajas ventas que recientemente comienzan a remontar.