MORELIA, Mich., 5 de abril de 2017.- Cuatro comuneros fallecidos, nueve policías y un habitante de Arantepacua heridos, así como 38 detenidos, es el saldo de un enfrentamiento registrado la tarde de este miércoles en dicha localidad, cuando los agentes intentaban recuperar 20 vehículos retenidos en Nahuatzen.

El conflicto comenzó a teñirse violento desde la mañana del martes, cuando los comuneros se dirigían a Morelia, pero al llegar a Ajuno y al ver el operativo policial recularon, sin embargo, al llegar a la comunidad de San Juan Tumbio secuestraron una camioneta y le prendieron fuego.

A pesar del hermetismo de las autoridades, se logró saber que luego de días de bloqueo y quema de vehículos, alrededor de las 15 horas, elementos del Grupo de Operaciones Especiales fueron agredidos a tiros por presuntos miembros de la comunidad.

Debido a ese ataque, personal operativo de la Policía Michoacán repelió el fuego y como saldo hasta ese momento, se tuvo el conocimiento de la muerte de dos miembros de la comuna, así como siete efectivos lesionados.

De manera inmediata, los agentes fueron trasladados vía aérea a la capital del estado, primeramente, se reportó que llegarían a un hospital privado de la periferia, sin embargo, debido a la gravedad de dos de ellos, los paramédicos pidieron cambiar el rumbo y aterrizaron la aeronave en el Hospital de Alta Especialidad del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ubicado en el municipio de Charo.

Los antimotines heridos responden a los nombres de Pedro Cruz Morales, de 36 años de edad, en estado delicado; Renato Ayala Varajas, de 24, se reporta en estado delicado; Roberto Carlos Zamudio Vega, de 31, quien se encuentra siendo intervenido y su estado es delicado; José Edmundo Hernández Sandoval, de 45 con herida por proyectil de arma de fuego en foso iliaca derecho; José Alberto Martínez Contreras, de 39, con herida por proyectil de arma de fuego en en cara y muslo derecho; Fernando Herrera Ruiz., de 36, que se encuentra delicado y en quirófano; y Mario Escamilla López, de 24. Asimismo, se confirmó el ingreso de dos policías más al nosocomio de los cuales se desconoce su situación de salud.

Oficialmente, tras los hechos se logró la detención de 38 comuneros que presuntamente estarían ligados a la agresión contra efectivos policiales.

Mientras tanto, en Morelia, comuneros que se encontraban protestando, pidiendo solución a un añejo conflicto agrario, el cual exigen al Gobierno de Michoacán que la resolución sea de parte de ellos y no de algún Tribunal, convocaron a rueda de prensa para dar informes del zafarrancho.

Ante la presencia de los medios de comunicación, denunciaron que presuntamente habrían sido uniformados los que iniciaron el enfrentamiento y aprovecharon para difundir fotografías de tres fallecidos, mismas que no se puede comprobar si pertenecen a los hechos ya que no se permite el acceso a la Procuraduría General de Justicia del Estado para realizar las diligencias de ley.

Al filo de las 20 horas cuando se notificó que, en el Hospital Civil de Uruapan, luego de intensos trabajos por parte de personal de Urgencias, el comunero José Carlos Jiménez de 28 años de edad, falleció a consecuencia de impactos de arma de fuego.

Tras esta muerte, suman cuatro muertos, luego del enfrentamiento, asimismo, se reportó que otro de los habitantes de Arantepacua que estaba recibiendo atención médica en dicho nosocomio, debido a la gravedad de sus lesiones será trasladado en próximas horas a la capital del estado, para recibir atención médica especializada.

Al filo de las 21 horas, uno de los siete policías heridos, ingresó al quirófano ya que se debate entre la vida y la muerte.

Hay que decir que, del conflicto, los comuneros, han manejado información de tres presuntos muertos y se filtraron tres fotografías que se presumen son del lugar de los hechos.

Sobre los hechos, el Ombudsman de Michoacán, Víctor Manuel Serrato, ha emitido un comunicado oficial sumándose al rechazo a los hechos violentos protagonizados por los efectivos de seguridad y los comuneros, anunciando de esta forma que se inició una investigación de lo acontecido.

En tanto que el líder de la Sección XVIII, de la Coordinadora Nacionales de Trabajadores de la Educación, Víctor Manuel Zavala Hurtado, hizo lo propio al exigir en la manifestación de este miércoles por la tarde en Palacio de Gobierno se reinstale el Estado de Derecho en esa comunidad y que se de solución al problema agrario.

Al líder, se le unieron agremiados a la CNTE, manifestándose en al menos cuatro alcaldías de Michoacán.

A las 21 horas, el Gobierno de Estado de Michoacán emitió un comunicado, en el que advirtió que los operativos en la zona continuarán hasta reestablecer el orden en Nahuatzen y se logre la recuperación de los vehículos retenidos.

En la comunicación oficial, resalta el aseguramiento de 15 armas de fuego, ente cortas y largas, y exhorta a la comunidad a facilitar la realización de las diligencias de ley para evitar la manipulación de evidencias y corroborar las versiones de más personas lesionadas o fallecidas, así como las circunstancias.

Tras dicho aseguramiento, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, indaga el uso de armas de grueso calibre en contra de los oficiales que participaban en el operativo, el cual tenía la intención de recuperar 17 tráileres y tres camionetas retenidas.