MORELIA Mich., 12 de mayo de 2019.- El Subsecretario de Organización del CEN del PRI, Eligio Cuitláhuac González se desmarcó de la crisis financiera y las multas impuestas al Revolucionario Institucional en Michoacán por parte del IEM, por no ajustarse y caer en omisiones administrativas durante la campaña del 2015.

“Yo estuve de enero a marzo del 2015 como encargado del despacho de la Presidencia del partido, pero cuando llegan las prerrogativas y arrancan propiamente las campañas,  yo dejé de estar al frente del PRI”, recordó.

El ex diputado federal dijo que no recibió, ejecutó ni fue parte de la comprobación de los gastos de la campaña de ese año, en el que el PRI perdió frente al PRD.

Sin repartir culpas, Eligio Cuitláhuac se dice un priísta de manos limpias y le aclara a la militancia que en  las cuentas de ese 2015 “nada tuve que ver”.


Empero, el funcionario tricolor reconoció que debido al proceso de reformas electorales que antecedieron esa elección, el PRI no se puedo ajustar a las nuevas disposiciones legales que impusieron los organismos electorales en ese momento.

“No pudimos ajustarnos administrativamente a las disposiciones legales que la autoridad electoral estableció en ese momento”, insistió.


De acuerdo a información, el INE estableció una multa al PRI michoacano por irregularidades cometidas en el gasto ordinario del 2015.

En el fallo emitido por el INE, se comprobó que el PRI incumplió con la reglas legales para recibir 191 aportaciones económicas por el orden de los 3.2 millones de pesos, además de haber rebasado en 3.9 millones de pesos el tope de campaña establecido para el proceso electoral de ese año.

Las sanciones impuestas fueron por el equivalente al 150 por ciento del monto involucrado; es decir que 5.9 millones de pesos le serán retenidos de sus prerrogativas al tricolor.

En total, al PRI se le quitarán 10.7 millones de pesos de mayo a diciembre del presente año, reducción que lo mantendrá al borde de la quiebra financiera.