MORELIA, Mich., 18 de septiembre de 2018.- Todavía tiene la rebeldía a flor de piel. Y aunque nunca más fue Roberta Pardo, Dulce María conserva el espíritu de ese personaje que la catapultó.

Segura, decidida y más arriesgada que antes, la cantante prepara su regreso a los escenarios con un espectáculo que hará honor al nombre de su próximo disco: Orígenes, pues en el show que ofrecerá el 5 de octubre en el Teatro Metropólitan  de Ciudad de México hará un recorrido de lo que han sido sus pasos por la música, acompañada de invitados muy especiales que le darán más color a la propuesta de la ex integrante de RBD.

“En diciembre cumpliré 28 años de carrera. Me ha tocado estar en la actuación, interpretando diferentes personajes, así como en grupos como Jeans, Clase 406 y RBD. Al final de cuenta, aunque lo he disfrutado mucho, son historias de otras personas. Los conceptos son de alguien más y yo solo me presto para interpretar. Por eso siempre hay una lucha, ya que existen muchos filtros; en este CD tengo canciones que no entraron en otras producciones porque quizás eran muy personales, o no eran comerciales, o no les gustaban, entonces tomé la iniciativa de hacer este álbum porque de pronto llega un punto en el que trabajas para todo el mundo, menos para lo que tú crees”, expresó la artista a Quadratín en su encuentro con  la prensa nacional, admitiendo que estaba un poco cansada, como apagada, por lo que decidió  volver a lo que la hizo empezar, a lo que realmente le inspira.

Dulce María insistió en que lo que más le gustaba cuando tenía 15 años era componer y cantarle esas canciones a la gente, era lo que quería. “Por eso rescaté puras composiciones mías. Algunas han quedado fuera y otras estuvieron en el último disco de RBD que estoy volviendo a producir. Tomé las decisiones de todo en el disco que lanzaré en 2019, desde el productor, el nombre, el fotógrafo, el arte, el diseño, y eso obviamente lleva un riesgo, pero también tendrá sus recompensas”, recalcó desde el Metropólitan, en la Ciudad de México.

Esta vez, la intérprete de Rompecorazones lo respondió todo y aquí sus respuestas a una lluvia de interrogantes que tocó tanto temas profesionales, como personales.

-En octubre cumplirás dos años con tu novio. ¿Qué tanto lo involucraste en el disco?

-El amor te da alas, te da fuerzas y te hace como creer más en ti, en tus sueños, en tus cosas, entonces él me ha apoyado en ese sentido. En lo que está involucrado profesionalmente es en el video, que saldrá pronto.

-Generalmente, las disqueras le imponen temas a los artistas. ¿Tú has batallado con eso?,  ¿alguna vez has cantado algunas canciones que no te han gustado?

-Sí, claro. Ahí tengo unas cuantas que no he cantado. O sea, están en los discos, pero no las canto en los shows porque no me gustan. Es un tema porque cada empresa hace lo suyo y lo defiende. Pero he batallado con eso durante años.  En este disco pido perdón, que es más fácil que pedir permiso. Y es un riesgo lo que estoy haciendo, porque ahora tengo más libertad de decidir lo que quiero cantar. Siempre le digo a mis fans que tienen que luchar por lo que quieren, levantar la voz, más como mujer en esta industria.

-Precisamente, como mujer, ¿qué opinas del movimiento que han creado algunas colegas que dicen: “mejor sola que con Maluma”, por el contenido de sus letras y videos?

-Creo que no solo es él, es en general el reggaetón. A mí el ritmo me gusta mucho, en las fiestas me gusta, en el gimnasio, pero el problema es cuando usas las letras para fomentar violencia, denigrar a la mujer. Eso no lo debe hacer la música.  Por eso ahora tomo las riendas de lo que quiero expresar, de lo que defiendo.  Creo que cantar urbano y reggaetón con letras bonitas está padre, pero sí creo que como figura pública uno debe tener conciencia, de que la gente te sigue, te admira y cree que todo lo que haces está bien.

¿Y te gustaría hacer dueto con Maluma?

-Maluma es un artista internacionalmente muy querido, que le va increíble. Pero dependería de lo que se trataría la canción. Debe ser un tema acorde a lo que yo pienso.

-Siempre marcas moda, tenencia, ¿pero alguna vez te has sentido fea, insegura?,  ¿y cómo has manejado esa situación?

-Puede ser que alguna vez haya pasado. Sobre todo cuando eres adolescente, a los 12, 13 años, que estás apenas descubriendo si eres bonita o fea. Yo recuerdo que compraba mil revistas para ver qué era lo que estaba de moda y adaptarme un poco a ello. En mi caso, fui aprendiendo a amarme, aceptarme, a valorarme y es lo que trato de proyectar a las chicas que me siguen.

-¿Qué verán los fans en la presentación del 5 de octubre?

-Verán de todo. En algunas canciones habrá bailarines, otras serán acústicas. Como invitados tengo a Mane de La Parra y a Lynda, quien se ha hartado de la industria, como yo, pero ya está de vuelta, luego de un retiro, con muchos proyectos.

-¿Qué piensas de Like, telenovela juvenil que muchos ven como la nueva versión de Rebelde?

-Les deseo muchísimo éxito. Es una producción de Pedro Damián, así que imagínate. Yo creo que todas las generaciones necesitamos a alguien con quien crecer y con quien identificarnos. Tengo entendido que van a tocar temas muy fuertes y actuales.  Este es otro proyecto, no es precisamente un remake, es algo diferente. En su momento, Pedro me invitó, pero no hemos concretado nada. Aún no sé si pueda actuar ahí, en caso de que sea posible tiene que ser una participación especial. Volver a los orígenes es regresar a la naturaleza del ser humano.

-En este momento, ¿cuál es el reto que no descansa en tu cabeza?

-Ahorita solo pienso en el concierto. No ha sido fácil porque tengo muchas responsabilidades. No es nada más subirme al escenario y cantar. Hay que producir todo lo que está detrás.