MORELIA, Mich., 4 de diciembre de 2017.- La aprobación de la Ley de Seguridad Interior en la Cámara baja del Congreso de la Unión dividió la opinión de los grupos parlamentarios en el Congreso del Estado ya que mientras los coordinadores de los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista consideraron que fue un logro, para los de la Revolución Democrática y Acción Nacional puede ser viable si se establecen controles específicos al actuar del Ejército.

Adriana Hernández Íñíguez, coordinadora de la bancada priísta, señaló que la ley da certeza legal al actuar de las fuerzas armadas, los casos en los que puede actuar y los protocolos bajo los que debe hacerlo y fortalece el trabajo que han realizado aun sin ser parte de sus funciones.

“Somos un estado donde el gobierno ha solicitado desde hace muchos años la intervención de ellos y por supuesto que en algunos casos ha habido quejas de abusos, de violación a los derechos humanos, pero estoy segura que con la nueva legislación nos tiene que dar seguridad a los ciudadanos de que se va a actuar conforme a la ley”, dijo.

Ernesto Núñez Aguilar, coordinador del grupo parlamentario Verde Ecologista reconoció no conocer a fondo la normativa, pero señaló que ya la están analizando para ver qué se tiene que homologar en el estado.

“De lo que trata es de regular lo que ya se venía haciendo,  por acuerdos o decretos presidenciales; creo que es lo correcto y urgía que se hiciera para que cuando tengan acción en campo tengan un marco regulatorio con todo y que si hay alguien con disciplina y amor a la patria son los militares”, comentó.

Carlos Quintana Martínez, coordinador de los diputados del albiazul confió en que antes de que sea avalada por el Senado de la República se hagan las modificaciones que se tengan que hacer, pero pensando en el beneficio del país no del interés de un grupo parlamentario o de otro ya que consideró que más que se necesite que los soldados salgan a las calles lo que se requiere es una mayor calidad de vida y más educación.

Antonio García Conejo, coordinador de la bancada perredista consideró que la Ley de Seguridad Interior tiene viabilidad, pero se corren riesgos si no se establecen los controles específicos al actuar de las fuerzas armadas para que no violenten las garantías individuales y los derechos humanos de los ciudadanos.

“Corremos riesgo de abuso porque el Ejercito no está preparado para acciones policiales, es otra su formación,  es combate a distancia, defensa de la soberanía; sin embargo, por la situación que se vive hay esa necesidad Pero se tiene que cuidar mucho que la ley tenga control para que no existan abusos”, indicó.