MORELIA, Mich., 4 de abril de 2018.- En 2017, el Hospital de la Mujer atendió mil embarazos en adolescentes, lo que representa una disminución del 20 por ciento en relación con años anteriores, cuando atendían en promedio mil 200 partos.

Sin embargo, para María Soledad Castro García, directora de este centro hospitalario, aún falta mucho trabajo por hacer, principalmente en el núcleo familiar y en las instituciones de educación, tanto privadas como públicas.

“Las cifras son todavía alarmantes, tenemos que trabajar desde edades muy tempranas, dándoles educación sexual porque no las puedes castrar y decirles: no puedes tener relaciones sexuales, pero sí con seguridad”, manifestó.

Y es que comentó que el año pasado atendieron el caso de una adolescente de 13 años. Asimismo, indicó que el pico de embarazos está ocurriendo en su mayoría en jóvenes de 15 años, lo cual tiene que ser reportado como violencia de género.

Agregó que en estas situaciones se da parte al departamento de Violencia del Hospital de la Mujer para intervenir al respecto y en caso de una situación de violencia, se canaliza a las autoridades correspondientes para investigarlo.

Castro García dio a conocer que, por esta razón, al año organizan dos talleres de concienciación para padres de familia y adolescentes, con el propósito de brindarles las herramientas necesarias para prevenir un embarazo.

“El 2017, afortunadamente lo cerramos sin ninguna muerte en adolescentes; sin embargo, hubo muchos embarazos”, reiteró la directora, al advertir que esto puede ocasionar complicaciones médicas durante el parto y deserción escolar.

En este sentido, lamentó que no han podido entrar a las escuelas privadas para brindarles información a los adolescentes sobre la realidad que está viviendo el estado, ya que el tema no forma parte de su plan de estudios.

De acuerdo con María Soledad Castro, los embarazos adolescentes se presentan más en la zona rural que en el área urbana, principalmente en comunidades indígenas, y que ha identificado que lo hacen para beneficiarse de algún programa social que brindan los gobiernos federal y estatal.

No obstante, informó que capacitarán a los médicos egresados que realizan su servicio social en localidades alejadas del estado, con el fin de brindarles a los adolescentes toda la información sobre planificación y tener mayor cobertura.

Explicó que estos talleres de información se realizan por primera vez de manera conjunta con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH).

“Si fue o no consensuado (el acto sexual) es una agresión hacia la mujer, por lo tanto, es una violencia de género y tenemos que estar alerta”, señaló Soledad Castro.