MORELIA, Mich., 21 de septiembre de 2018.- Desde discriminación, veto a la postulación o al ejercicio del cargo, agresiones verbales, golpes y el asesinato padecieron mujeres michoacanas en el proceso electoral 2018 en Michoacán, informó el Observatorio  Ciudadano para la Participación Política de la Mujer, al advertir la urgencia de endurecer sanciones contra quienes transgredan a las mujeres.

En entrevista, el presidente del Observatorio  Ciudadano para la Participación Política de la Mujer, Ramón Hernández Reyes, también al frente del Instituto Electoral de Michoacán, dio cuenta del informe del proceso electoral en materia de género, en lo que destacó la denuncia de casi una decena de casos en municipios como Morelia, Contepec, Álvaro Obregón, Lagunillas, Zinapécuaro, Tingambato, Nuevo Urecho y Buenavista Tomatlán.

Aunque reconoció que ha habido avances en materia de paridad, señaló que hace falta mucho por hacer, ya que si bien se garantiza la equidad en la postulación no ocurre así en la elección como consecuencia de una falta de impulso a las candidatas desde el seno de los partidos con oportunidad, además de que lamentó que en la 74 Legislatura hubo un retroceso en la paridad.

A pregunta expresa, Hernández Reyes admitió que el Observatorio  Ciudadano para la Participación Política de la Mujer carece de facultades sancionatorias, por lo que canalizó las denuncias a las instancias competentes, como la Procuraduría General de Justicia; si bien expuso que en algunos casos a la fecha no ha habido consecuencias, advirtió que las tendrá que haber.

“Nos vamos a reunir próximamente, hubo tres municipios donde, en los actos de campaña el esposo iba de síndico y no dejaba hablar a la esposa, que iba de candidata; en la propaganda aparecía más el esposo que la candidata a presidenta, y son actos que violentan la equidad”, comentó Hernández Reyes.

Apuntó que el Observatorio  Ciudadano para la Participación Política de la Mujer constituye una entidad para brindar garantías a las mujeres en la actividad política, un aliado, dijo, al tiempo que lamentó que la estadística es seguramente mucho mayor por las mujeres que no se atreven a denunciar.