MORELIA, Mich., 19 de julio de 2019.- Únicamente dos actividades tienen programas a lo largo de dos meses los diputados de la 74 Legislatura del Congreso del Estado, la realización del séptimo Parlamento Juvenil y la Sesión Solemne en Zitácuaro con motivo del 208 aniversario de la instalación de la Suprema Junta Nacional Americana.

El pasado 15 de julio concluyó formalmente el segundo periodo de sesiones del primer año legal de la 74 Legislatura y el próximo 15 de septiembre inicia el segundo año legal y el primer periodo de sesiones que concluye el 31 de diciembre, lapso en el que las 28 comisiones dictaminadoras y los cinco comités de vigilancia, deben reunirse para dictaminar los asuntos que les han sido turnados.

Sin embargo, en la agenda publicada en la página del Congreso del Estado, la única reunión agenda hasta este viernes es de la Comisión de Derechos Humanos para el próximo 23 de septiembre.

Hay asuntos trascendentes pendientes como la recepción de la iniciativa del gobernador Silvano Aureoles para la desincorporación de bienes muebles e inmuebles del patrimonio estatal que obligarían a reunirse para dictaminarla a las comisiones unidas de Gobernación y la de Hacienda y Deuda Pública, así como al pleno en sesión extraordinaria para aprobar el dictamen correspondiente, pero el documento no se ha recibido aún.

El otro tema que quedó inconcluso fue el de la designación del titular de la Auditoría Superior de Michoacán, pero será hasta que los coordinadores de los grupos y Representación Parlamentaria logren un acuerdo político entre los integrantes de la terna que fue aprobada por la Comisión Inspectora de la Auditoría Superior.

Además, en las comisiones hay alrededor de 300 asuntos pendientes de dictamen, pero desde el pasado sábado 13 de julio los legisladores no se han reunido, a excepción de los integrantes de la Junta de Coordinación Política, pero a escondidas y sin conocerse los temas que trataron.