MORELIA, Mich., 10 de septiembre de 2019.- Los diputados de Morena no son la piedrita en el zapato del Congreso del Estado, aunque lo parezca, sino la primera fuerza política, afirmó el diputado Osiel Equihua en rueda de prensa en la que se dieron a conocer los acuerdos del grupo parlamentario que permitieron destrabar los trabajos de la Junta de Coordinación Política.

La percepción que se tiene de que la bancada está divida en dos grupos -el del dirigente estatal provisional Sergio Pimentel y el del superdelegado Roberto Pantoja- está equivocada porque tienen una meta a la que quieren llegar y el resultado de las negociaciones de este martes son la muestra, indicó el legislador.

Zenaida Salvador rechazó también que fuera la segunda vez en un año que se logró reunir la mayoría de los diputados de Morena porque ya lo habían hecho en Zitácuaro buscando la misma ruta que lograron concretar.

“Reconocemos que hay diferencias de pensamiento, pero también hay coincidencias que abonan a la unidad en la que se comprometieron a trabajar en lo sucesivo e incluso dio a conocer una fotografía de la reunión en Zitácuaro el pasado 19 de agosto. En todo caso, fue la tercera ocasión en que se reunió la mayoría en un año.

Alfredo Ramírez, el gran perdedor del acuerdo, al ceder en su aspiración a presidir la Mesa Directiva durante el segundo año legal de la 74 Legislatura, que inicia el próximo 15 de septiembre, dijo que él perdió, pero ganó Morena y no iba a anteponer sus intereses personales a costa del partido.

Aunque a las dos de la tarde los acuerdos de que Teresa López asumirá la coordinación del grupo parlamentario a partir del 15 de septiembre, Zenaida Salvador será la vicecoordinadora y su propuesta a la presidencia de la Mesa Directiva es Antonio de Jesús Madriz, los morenistas tardaron dos horas más en improvisar una rueda de prensa, cuando ya solo había seis diputados y tres reporteras, porque primero tenían que notificar al dirigente estatal provisional Sergio Pimentel.

Fue entonces cuando la tercera aspirante a la representación legal del Poder Legislativo, Sandra Luz Valencia, decidió retirarse de la reunión, pero no sin antes declarar que no iba a ser ella solo por el hecho de ser mujer.