PERIBÁN, Mich., 5 de julio de 2020.- Campesinos y productores de maíz iniciaron con la destrucción de cañones antigranizo en este municipio, además de derribar árboles de aguacate de los huertos donde se encontraban instalados los artefactos.

Cansados de la falta de lluvias, aseguraron que ante la llegada de las nubes inmediatamente los artefactos detonaban en las huertas de aguacate, por lo que buscan poner fin a la problemática.

Los productores de maíz se dicen ser los más afectados por la falta de lluvias, y acusan que el sector aguacatero además en temporada de estiaje son los que consumen el agua de los canales de riego.

Por el momento se desconoce la ubicación exacta donde ocurren los hechos, pero habitantes de municipios aledaños buscan coordinarse para emprender con las mismas acciones para destruir los cañones antigranizo.