Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
huerta666
Foto: Cecilia Sierra/Quadratín
huerta-agua
huert66

Desmantelaron huerta ilegal de aguacates de 65 hectáreas en Uruapan

Cecilia Sierra/Quadratín
 
| 16 de febrero de 2017 | 15:31
 A-
 A+

MORELIA, Mich., 16 de febrero del 2017.- En apoyo a los comuneros del Barrio de San Francisco, la Secretaría de Recursos Naturales, Medio Ambiente y Cambio Climático (Semarnacc) desmanteló una huerta ilegal de aguacates de 65 hectáreas.

La huerta se encontraba instalada en un predio en la falda del cerro de La Cruz, y se calcula se encontraban plantadas un promedio de 7 mil 800 plantas, en el supuesto de que hubiera 120 árboles por hectárea, de los que al cierre de la edición se han derribado el 90 por ciento.

Y es que los comuneros fueron víctimas de la delincuencia organizada que los despojó, hizo el desmonte y vendió el predio a un particular.

El que se acredita hoy como legítimo dueño fue defraudado y enfrenta una demanda por posesión ilegal de un terreno de vocación forestal y al que protegen leyes estatales y federales.

El negocio de la venta del aguacate es uno de los negocios más jugosos, después del trasiego de drogas ilegales. Este sector de la economía aporta más de 16 mil millones de pesos al año, y ubica a Michoacán en el primer lugar mundial de la producción de la fruta.

Por lo anterior, han proliferado las huertas de este tipo a tal grado que hoy en día hay 160 mil hectáreas en el estado destinadas a la producción de esta fruta, y de las cuales 35 mil están de manera irregular, afirmó en entrevista Ricardo Luna García.

Sin embargo, no todas estas hectáreas fueron siempre terrenos con la vocación de la agricultura, sino que también hay predios que un día fueron zona protegida.

El problema no es solo que acabe con el bosque mixto de pino y encina, también afecta a los mantos acuíferos y a la fauna silvestre que hay en la zona, además del efecto que produce en el incremento de la temperatura en la región, y que obliga a que las huertas se tengan que subir cada vez más cerro arriba por las necesidades propias de la planta para producir.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales