MORELIA, Mich., 13 de enero de 2018.- Con la finalidad de desarrollar un producto novedoso, ingenieros mexicanos trabajaron en la creación de material de construcción que aportara calidad, durabilidad y economía.

 

Fue así que se diseñó y creó el denominado impermeatabicón que actualmente emplean en la industria de la vivienda, escuelas y demás espacios que demandan estabilidad y mayor firmeza en sus cimientos y acabados.

 

José Antonio Vega Quiroz, ingeniero y colaborador de este proyecto, expresó que en esta labor participaron ingenieros que también perseguían el obtener un material que reforzara las construcciones ante los embates de los sismos.

 

“El impermeatabicón es un tabique elaborado con micro concreto e impermeable resistente al calor y al frío que resisten al desgaste sin contracciones multiusos y este es un material de cemento especial a base de arena volcánica y vidrio, entre otras cosas”.

 

Destacó que este material es resistente al desgaste habitual ambiental y se adhiere a cualquier superficie, además de que es de más durabilidad, usado en muros, aplanados y en escuelas primarias para brindar mayor firmeza en los muros de las aulas.

 

Es un producto novedoso que requirió tiempo en su desarrollo desde la gestión del trabajo hasta su desarrollo y concreción del mismo con el que buscan optimizar el rubro de la construcción.

 

“Es un invento nuevo del ingeniero Enrique Vidales Gallegos y yo, es de un desgaste menos de dinero para siempre, porque esto es para siempre, tiene menos peso; el motivo por el que lo ideamos es en relación a los temblores que se han registrado.

 

“Se está usando mucho en muros y en aplanados ahorita, en Morelia lo usamos trabajando, pero lo que yo quiero es promoverlo para diferentes causas de beneficencia social, queremos apoyar a escuelas y todo lo que se pueda apoyar estamos en disposición de hacerlo”.

 

El ingeniero mencionó que reconocen que actualmente las condiciones en las escuelas no son las adecuadas en cuanto a su construcción, por lo que ellos quieren aportar al desarrollo de su infraestructura en cisternas, aulas e incluso en algunas casas muestra.

 

Han demostrado que los costos de construcción se reducen hasta en un 50 por ciento, por lo que también refieren que apoyaría en comunidades de escasos recursos que aún no cuentan con una vivienda digna.

 

Aseveró que ya enviaron las pruebas a laboratorio para respaldar sus proyecciones de costo-beneficio y estas han salido positivas, por lo que saben que este material es económico y de calidad, garantizado por más de 10 años en las labores en que se usen.

 

“Lo más importante también es que con esto se están generando empleos en Morelia, que hay mucha gente sin empleo y estamos generando trabajo, que de eso también se trata este proyecto”, reconoció el ingeniero.