MORELIA, Mich., 1 de noviembre de 2019.- Algunos diputados han optado por firmar los dictámenes que elaboran sus asesores, como los integrantes de las comisiones unidas de Derechos Humanos y Justicia al presentar al pleno la convocatoria para los interesados en la presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

Pese a no haberse reunido presentaron al pleno la convocatoria, misma que fue aprobada y este viernes se publica en el Periódico Oficial, además de estar disponible en la página oficial del Congreso del Estado.

Sin embargo, la reunión de las comisiones unidas en la que se iba a discutir la ruta crítica que seguirán para iniciar y concluir con éxito el procedimiento de elección y designación del nuevo titular del organismo autónomo y el análisis, discusión y, en su caso, aprobación de la convocatoria para los aspirantes a presidir ese organismo autónomo, no se llevó a cabo.

El diputado integrante de la Comisión de Derechos Humanos Antonio Soto confirmó que únicamente firmaron el dictamen porque estuvieron de acuerdo con el consenso de los asesores, aunque intentó negarlo cuando se le preguntó cuándo se habían reunido.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática respondió que la semana pasada, el 21, pero cuando se le recordó que en esa ocasión la reunión se suspendió por falta de quórum debido que, supuestamente, habían acudido a la conmemoración de Los Mártires de Uruapan, aceptó que solo lo habían firmado.

En esa ocasión la convocatoria fue para las 9:30 horas en uno de los salones del hotel Juaninos, pero solo tres de los 10 integrantes de ambas comisiones acudieron, los panistas José Antonio Salas y Gabriela Ceballos y el único diputado de Movimiento Ciudadano Javier Paredes.

Faltaron la propia convocante Teresa Mora, Antonio Soto, Fermín Bernabé, Araceli Saucedo, Adriana Hernández y Ernesto Núñez; Bernabé es integrante de las dos comisiones.