MORELIA, Mich., 18 de enero de 2020.- La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) pidió al Gobierno federal rectificar en algunos de los proyectos que ha instrumentado, pues han afectado a uno de los sectores que más empleo y desarrollo genera en el país.

Antonio Mazier, líder de la CMIC en Michoacán, citó por ejemplo el del Programa de la Escuela es Nuestra, en el que la Federación hace entrega directa a padres de familia para la rehabilitación de espacios escolares, pero sin la ejecución de empresas profesionales en el ramo.

Una muestra de ello fue la techumbre de una primaria en Paracho, que se vino abajo por la mala calidad del trabajo.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador decidió que los padres de familia ejerzan democráticamente los recursos en miles de escuelas públicas en el país que necesitan rehabilitación, sin mayor control de calidad en la obra ni requerimientos técnicos.

Los apoyos son directos y van desde los 40 hasta los 500 mil pesos, justificados solo con recibo y pueden ser usados para hacer aulas, construir baños, pintar, remozar o mejoras generales en los planteles educativos.

Solamente en 2022, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador prevé entregar de manera directa 40 mil millones de pesos al programa La Escuela es Nuestra.

A ello, el líder de los constructores sumó las modificaciones a la Ley de Infonavit, que permite a los derechohabientes la compra de terreno y construir a su gusto.