MORELIA, Mich., 10 de agosto de 2018.- La Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) deberá resolver antes de que termine este año un posible incremento al salario mínimo, consideró Roberto Campa Cifrián, secretario del Trabajo y Previsión Social.

El miércoles, Luisa María Alcalde, próxima titular de la STPS, declaró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador buscará que en en 2019 haya un aumento al salario mínimo, actualmente tasado en 88.36 pesos.

Mientras que el jueves, Gustavo de Hoyos, presidente de Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), dijo que se retomaría el diálogo con el equipo del presidente electo para llegar al acuerdo de subir el salario mínimo a 102 pesos hacia finales de este año.

“Creo que hay condiciones para que en esta revisión el salario se acerque a los parámetros que ha definido el Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política Pública de Desarrollo Social), pero eso le corresponderá a una nueva Conasami, con los representantes de un nuevo gobierno”, afirmó Campa Cifrián.

En su visita a la capital michoacana el pasado jueves, el funcionario federal reconoció que si bien, durante el presente sexenio el salario mínimo se incrementó de 60 a 88.36 pesos, “todavía no hemos llegado a cubrir los mínimos de bienestar que ha registrado el Coneval”.

Y es que de acuerdo con el Coneval, la línea de bienestar mínimo, que equivale al valor de la canasta alimentaria por persona al mes, con corte a junio de 2018, es de mil 476 pesos para la zona urbana y de mil 043 pesos para la rural.

En tanto que la línea de bienestar, que comprende la canasta alimentaria y no alimentaria es de 2 mil 958 pesos para el área urbana y de mil 908 pesos para el área rural.

“Seguramente le corresponderá a la siguiente administración llegar a este mínimo de bienestar y hacer realidad la expectativa de un mejor salario”, concluyó el secretario del Trabajo y Previsión Social.