MORELIA, Mich., 30 de abril de 2019.- Sin discusión alguna y en medio del desorden, la 74 Legislatura del Congreso del Estado aprobó la derogación de los llamados impuestos ecológicos, con los que quedaron fuera todos los nuevos gravámenes aprobados en el paquete fiscal 2019.

Luego de la lectura del dictamen de la propuesta presentada por los integrantes de la Junta de Coordinación Política, a excepción de la coordinadora de la bancada perredista, únicamente se anotan los diputados Fermín Bernabé y Antonio de Jesús Madriz para hablar a favor.

Bernabé señaló que en Morena están de acuerdo en fortalecer las finanzas estatales con el cobro de impuestos, pero nunca bajo la desproporcionalidad e inequidad y una disposición que contraviene las disposiciones constitucionales, por lo que aplaudió la decisión del Congreso de derogar los impuestos ecológicos.

Antonio de Jesús Madriz indicó que Morena siempre se manifestó con claridad a favor del pueblo y en contra de la creación de nuevos y mayores impuestos con el único propósito de recaudar a favor del Gobierno del Estado, por lo que la rectificación de lo aprobado en diciembre es muestra de que el Congreso es responsable.

Antonio soto no se anotó, pero recurrió a la rectificación de hechos para subir a la tribuna y agradecer el reconocimiento de Morena por la rectificación que se estaba haciendo y prendió los ánimos al señalar que era una lástima que los perredistas no pudieran decir lo mismo de Morena porque tienen un presidente que no cumple su palabra.

A Sandra Luz Valencia le salió la bravura y de pie, a grito abierto, le exigió a Soto respeto para Morena y para Andrés Manuel López Obrados y que se centrara en el tema, lo que hizo que a su vez la presidenta de la Mesa Directiva en turno, Zenaida Brígido la llamara al orden.

Soto ni se inmutó, complacido por haber prendido a los morenistas acabó por señalar una sola promesa incumplida hasta hora por el gobierno federal, bajar el precio de la gasolina, porque no tiene palabra, insistió.

Cristina Portillo salió al quite y desde su curul también gritó que AMLO está cansado de ayudar a Michoacán y presumió la federalización de la nómina educativa, aunque hasta ahora está en anunció ya que no se ha concretado y pidió que ayudara a su gobernador a no confrontarse más con el Presidente.

Finalmente se sometió a votación el dictamen el cual fue aprobado por unanimidad de los 35 diputados presentes en la sesión extraordinaria.

Los impuestos ecológicos  derogados eran cuatro, Impuesto por la remediación ambiental en la extracción de materiales; Impuesto por la emisión de gases a la atmosfera; Impuesto por la emisión de contaminantes al suelo y subsuelo y agua, e Impuesto al depósito o almacenamiento de residuos. 


El objetivo era establecer medidas que permitieran controlar la extracción de materiales, contaminación del aire, suelo, agua, tierra y los sujetos obligados a pagarlos son los que realizan procesos productivos sin atender a sus emisiones contaminantes ni tratar el daño ambiental ocasionado.