MORELIA, Mich., 18 de enero de 2020.- Una vez terminado diciembre, debido a las fiestas, regalos y otros gastos, la gente queda con poca posibilidad económica para afrontar la llamada cuesta de enero, y se le conoce así justamente porque, tras los gastos de ese mes, es difícil iniciar el año. Sea por eso o por una mala economía nacional, la gente dio su opinión a Quadratín.

Raciel, un joven que pasea por el Centro Histórico de Morelia, dice que más o menos le ha pegado la cuesta de enero, y lo ve reflejado en los productos que ya han subido de costo para este año, y además el sueldo no alcanza mucho. Para recuperarse, él piensa que podría suceder en unos tres meses.

Patricia, una mujer que pasea junto a su hermana, sí resiente este enero, y lo hace al pagar la canasta básica, los huevos, los jitomates, la leche, los frijoles y el arroz entre otros productos, “han estado subiendo, tenemos que andarle buscando por todos lados”, explica y dice que también llega gastada de diciembre; “se junta con la cuesta de enero como le llaman”. Dice no saber cuándo pueda recuperarse eso; “ya ve que la economía está subiendo en el país, estamos muy mal ahorita con este Gobierno que tenemos”, asegura.

Alejandrina lo siente igual que su hermana Patricia; está mal, “disculpa que lo diga, pero la cabeza es la que está mal, y si está mal la cabeza todo está mal”, asegura. Explica que ellas están pensionadas y ahora les están dando en la torre; “¿cómo podemos vivir con 2 mil o 3 mil pesos?, y a los que no hacen nada les dan más que a nosotros que trabajamos toda una vida, eso me molesta”, dice y asegura que la pensión ya no alcanza igual, es poca y ahora subiendo todo se pone peor.

“Se han visto muy complicadas las cosas ahorita”, explica Ismael, un hombre comerciante quien lo resiente en lo económico; “tenemos un restaurante: Carnitas Don Pepe, y están muy bajas las ventas”, dice. Asegura que la economía se ha complicado incluso por cuestiones sociales; “no hubo dinero por los maestros, ya ves que tampoco les estuvieron pagando, todo eso, la universidad, ya ves cómo son estas cosas que definen la economía aquí”.

Caso contrario sucede con Rocío, una madre de familia quien dice no padecer la cuesta de enero; “nos administramos muy bien gracias a Dios, no somos de los que acostumbramos el consumismo de diciembre, incluso agarramos las ofertas de enero, entonces no la sentimos gracias a Dios”, dice Rocío.

Un estudiante en la cerrada de San Agustín dice que anda muy gastado por diciembre. Isaac resiente la temporada porque no tiene para pagar la mensualidad de la escuela, y también han subido de costo algunas cosas, entre ellas los servicios públicos como la luz, el agua y el internet, “y no te dan los mismos beneficios… también la comida ha subido”, dice, y piensa que esto se va a regularizar hasta que el gobierno “se ponga las pilas”. 
https://www.youtube.com/watch?v=yfRHKO5GiJQ