MORELIA, Mich., 2 de abril de 2020.- Los migrantes michoacanos indocumentados en Estados Unidos la están pasando mal ante la pandemia del Covid 19 porque por esa condición no tienen ninguna ayuda institucional e, incluso, los residentes tienen restricciones para acceder a los apoyos que dispuso el gobierno estadounidense, reconoció el secretario del Migrante, José Luis Gutiérrez.

“Desde hace dos semanas los mandaron a sus casas a resguardarse y la mayoría vive al día y ya se les acabó la comida y no tienen dinero para pagar la renta, la energía eléctrica, el agua o el gas y allá no esperan, yo confío en que ante la situación sean sensibles los que rentan”.

El funcionario estatal señaló que hay áreas rurales, sobre todo en el estado de California donde sí se está complicando y decir que desde aquí se les va a mandar un cheque en dólares no es posible porque los recursos del Gobierno del Estado no dan para eso.

Lo que se está haciendo es identificar todos los apoyos que tienen los gobiernos locales, pero sobre todo las organizaciones de la sociedad civil, las iglesias, los centros comunitarios o los bancos de comida que entregan despensas y apoyos para el pago de los servicios básicos, no siempre con todo, pero sí con algún porcentaje.

Para acceder a ese tipo de ayuda solo requieren un comprobante de domicilio y una identificación con la dirección para abrirles un expediente con los integrantes de la familia para determinar con cuánto se les puede apoyar, aunque cada organización tiene sus propios lineamientos y pueden ser diferentes.

Consideró preocupante la situación porque la mayoría de los migrantes michoacanos indocumentados trabaja en la construcción, en el área de servicios y eso está paralizado, lo que quiere decir que muchos de ellos van a tardar sin empleo, se les van a acabar sus reservas y va a haber una situación complicada en los próximos meses allá y acá porque dejarán de mandar remesas.

En entrevista telefónica dijo que la institución a su cargo tiene relaciones y convenios con diversas organizaciones a las que se les está solicitando su colaboración para identificar a familias o personas que estén en necesidad para apoyarlas a través de los clubes y federaciones de migrantes cuyo sentido de comunidad y solidaridad es positivo.