MORELIA, Mich., 20 de mayo de 2020.- La actual pandemia que se presenta con el Covid 19 ha ocasionado que el periodismo informativo se enfrente a retos como el acceso a la información pública particularmente en el ámbito de la salud.

Francisco Javier Acuña, comisionado presidente del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), destacó que además de los estragos a la normalidad y vida de las personas, este virus ha significado riesgos para quienes informan a diario sobre este.

“Uno de los lastres que ha ocasionado y que ya ha generado esta pandemia es venir a servir de mordaza, a servir de cubrebocas al periodismo informativo, que se debate entre la exposición al riesgo directo por los reporteros que cubren los hechos en los focos de atención masiva como hospitales”.

Se refirió a una reciente amenaza que se dio a un medio de comunicación nacional por informar de manera crítica respecto a la contingencia y otros aspectos de información, por lo que además de condenar el hecho, llamó a que el gobierno sea garante de la seguridad y el cuidado de datos personales que sean sensibles.

Aseveró que, a su juicio, hay una enorme necesidad de considerar que el derecho a la información es vital, junto con el derecho a la vida y la salud, por lo que el Estado Mexicano necesita tener clara esta cuestión y garantizarlos todos a la par.

El Inai, dijo, es un organismo que está enfocado en respaldar el derecho a la información, por lo que en este tiempo de pandemia va ligado con el periodismo y pese a calificarlo como una instancia incómoda, no cesará en su labor de señalar las opacidades en la vida pública.

“Seguiremos exigiendo de manera respetuosa a la autoridad que diga lo que está pasando, que no haya lugar a duda, que no vaya a generar dato que no sea preciso porque en el tiempo se ha visto que cuando se ocultan cosas y no se dice cuánto ocurre, se incurre en una lamentable omisión y no ayuda a nadie ni evita el caos”.

Destacó que ahora se deben tener en cuenta las maneras en cómo salir de esta situación con el menor índice de afectaciones para la población en materia de salud y económica, pues ha sido un reto para la administración.

“Nos encontramos en un mundo convulso, que ya lo era, pero que se ha convulsionado aún más por esta circunstancia que nos paralizó momentáneamente y aún hay cierta incertidumbre para saber cómo lo superaremos”, insistió.