MORELIA, Mich., 5 de octubre de 2020.- Corresponde al municipio de Pénjamo y a la delegación de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en Guanajuato el seguimiento de la problemática que enfrenta La Piedad por la contaminación del río Lerma en la zona, señaló Eliseo Villagrana Villagrana, representante de la dependencia estatal en Michoacán.

Tras la clausura simbólica de las instalaciones de la Conagua en Michoacán efectuada por residentes de La Piedad, que reclaman la inacción de la Federación ante el deterioro del cuerpo de agua, Villagrana Villagrana detalló que se trata de un “reclamo justo”.

Sin embargo, es responsabilidad de los municipios, en este caso, de Pénjamo y la localidad de Santa Ana, en Guanajuato, el tratamiento de las aguas residuales, que actualmente vierten en crudo en el río Lerma, tanto domésticas como procedentes de granjas porcícolas.

Asimismo, es competencia de la delegación en Guanajuato de la Conagua el seguimiento del cumplimiento de estas responsabilidades, aseveró.

Indicó que la Conagua Michoacán tendría la capacidad de verificar la situación en el estado, pero es La Piedad el municipio con mejor tratamiento de sus aguas residuales, por lo que la problemática se concentra del lado guanajuatense del río Lerma, donde la delegación local ya no tiene competencia.

Respecto de la queja de almacenamiento excesivo de agua en las presas localizadas en las inmediaciones del río Lerma, lo que habría favorecido su desecamiento en el área de La Piedad, Eliseo Villagrana mencionó que todos los ríos cuentan con presas para captación de agua, con la finalidad de proteger a la población ante avenidas de los caudales y almacenar líquido para consumo humano y agrícola.

Los caudales, expresó, no pueden ser liberados para lavar los ríos de los desechos acumulados, además de que estos cuerpos de agua cuentan con mecanismos naturales de regeneración, como los que muestra el río Lerma a su salida de Estado de México y de la zona industrial de Salamanca, en Guanajuato.

Agregó que emitirá una nota a la delegación en Guanajuato de la Conagua para que verifique la situación de las empresas porcícolas en Pénjamo y el tratamiento de aguas residuales en la localidad de Santa Ana.

Este lunes, ciudadanos residentes en La Piedad se presentaron en las instalaciones de la delegación de la Conagua, en Morelia, donde realizaron una clausura simbólica y dieron a conocer que buscarán interponer un amparo colectivo en contra del gobierno federal, en especial, la Conagua, por su presunta omisión ante la contaminación y el deterioro que enfrenta el río Lerma a su paso por La Piedad, ocasionado, expresaron, por el vertido de aguas residuales no tratadas de la localidad de Santa Ana, en Guanajuato; el depósito de desechos de empresas porcícolas establecidas en Pénjamo, y el cierre de compuertas de presas a lo largo del cuerpo de agua.