MORELIA, Mich., 11 de febrero de 2019.- Por unanimidad el pleno de la 74 Legislatura aprobó en lo general el dictamen para la derogación de los impuestos cedulares y notariales, pero con la abstención en lo particular de los principales promotores porque no se incluyeron los gravámenes ecológicos, sobre la nómina y el hospedaje.

Nueve diputados de Morena y dos del Partido del Trabajo se abstuvieron en lo particular, pero 21 legisladores de los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, Revolucionario Institucional, Verde Ecologista, del Trabajo, Movimiento Ciudadano y la independiente Wilma Zavala votaron a favor de la derogación de esos dos nuevos impuestos, aprobados el pasado 31 de diciembre.

No hubo discusión, incluso los morenistas y petistas anunciaron que votarían a favor cuando se inscribieron en la lista para razonar su voto, pero terminaron absteniéndose cuando Alfredo Ramírez no pudo incluir también la derogación de los nuevos impuestos ecológicos.

La primera en subir a la tribuna fue la petista Teresa Mora quien incluso celebró la disposición de todos los diputados para derogar los nuevos impuestos y anunció que seguirán en la lucha por que se deroguen los otros gravámenes que no se contemplaron en el proyecto de dictamen que se votó.

El diputado de Morena Fermín Bernabé Bahena lamentó que no se hubieran incluido en el dictamen la derogación los impuestos ecológicos luego de que el gobernador ya reconoció públicamente que no estuvieron bien calculados y que afectan a la industria de la extracción de materiales de construcción, pero se consoló diciendo que de todas formas se van a derogar aunque porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya admitió la Acción de Inconstitucionalidad que presentaron.

Alfredo Ramírez, también diputado de Morena señaló que el dictamen estaba mocho ya que es necesario derogar la totalidad de los nuevos impuestos incluidos los gravámenes sobre la nómina y el hospedaje, aunque dijo entender que el gobierno debe tener recursos para operar, pero pidió que esos ingresos se etiquetaran a obra y promoción turística como comprometió el Gobernador.

Ramírez Solicitó cancelar los impuestos ecológicos y reservó del artículo 34 al 61 de la Ley de Hacienda, lo cual intentó echar para atrás el presidente de la Comisión de Hacienda y Deuda Pública Arturo Hernández al señalar que no se puede reservar más del 33 por ciento del articulado de un dictamen, lo que representaría solo un artículo y que el dictamen contenía tres.

Diputados y asesores no supieron que hacer y se optó por un receso para buscar la salida jurídica que fue de lo más sencilla ya que los impuestos ecológicos no eran tema del dictamen y por tanto no se podían reservar, lo que motivó la abstención de morenistas y petistas.