MORELIA, Mich., 11 de junio de 2019.- Vía iniciativa de ley, el diputado Alfredo Ramírez, propone la adquisición de un sistema electrónico que permita poner fin a parte del desorden que caracteriza a la 74 Legislatura en el pase de lista, intervenciones en los debates, rectificación de quorum y votaciones.

“A la antigua, se toma lista de asistencia mencionado presente desde nuestra curul, se vota por mano alzada o por viva voz, aun se cuenta a lápiz y en hojas los votos de los compañeros, y se lleva un control arcaico propenso al error humano de las listas de intervenciones en los debates, mucho menos vemos en pantalla los oradores cuantos minutos en nuestras intervenciones en la tribuna aún tenemos”.

El Congreso del Estado ya contaba con un sistema electrónico se dejó arrumbado en el cambio de la 71 a la 72 Legislatura y desde la pasada legislatura se intentó rescatar, pero los botones para las votaciones no sirven, el lector de huella digital para pase de lista y rectificación del quórum no funciona, los micrófonos de las curules varias veces fallan, incluso el de la tribuna y no es posible conocer de inmediato de forma ordenada el resultado de las votaciones que en varias ocasiones se han tenido que repetir.

En la 72 Legislatura a los diputados no les interesó utilizar el sistema electrónico y en la pasada se descubrió que salía más barato adquirir uno nuevo que reparar el existente, lo cual no se hizo porque el entonces secretario de Servicios Parlamentarios hizo cotizaciones que oscilaban entre los siete y los nueve millones de pesos y se carecía de los recursos.

El diputado de Morena considera que la falta de un sistema electrónico que constituya un Sistema de registro de asistencia, intervenciones, votación y audio automatizado del Congreso del estado, no solo atrasa la labor y genera gastos no programados, también provoca situaciones que los exhiben como malos legisladores.

Su propuesta es para incluir en la Ley Orgánica y de Procedimientos legislativos una unidad que estaría a cargo de la operación del sistema con personal especializado y estaría operando a más tardar en febrero en 2020